Hace muchos años, en Japón se desató una de las modas más importantes de la historia del cine y se reinventó un género que estaba basado más que nada, en slashers y películas de una calidad mucho más típicas de la serie B que de grandes producciones. El terror fue la vertiente que los japoneses consiguieron hacer evolucionar hasta crear un nuevo subgénero que creó el pánico en las masas de audiencia que fueron a ver tales películas tanto al cine como a casa de sus amigos, el J-Horror.


El J-Horror fue durante muchos años, podríamos decir que casi una década entera, uno de los subgéneros más prolíficos del cine, dejándonos muchos ejemplos de ello con películas que a día de hoy se han convertido en obras de culto como son
The ring, Ju-On o Llamada perdida, y es que, ¿quién no ha visto alguna de estas tres películas, o incluso las tres, durante su vida? Todos las conocemos y todos hemos oído hablar de ellas como mínimo, y eso es gracias al punto de inflexión que supusieron en su momento en la historia del cine, tanto por su originalidad como por proponer argumentos e historias que en aquel momento fueron de lo más innovadores

Hoy, teniendo en cuenta esta época dorada y siendo este género uno de mis favoritos por razones evidentes, intentaré aportar y enumerar una serie de recomendaciones para que todos aquellos que quieran ver buen cine de terror, puedan tener una tarde de lo más entretenida en su casa y así puedan disfrutar de películas que de verdad causan terror y no solo los sustos a los que hoy en día nos tienen acostumbrados; porqué el terror en aquel momento si era como para volver a casa mirando alrededor al salir del cine.

Dejo claro, que en esta lista puede que aparezcan películas de lo más típicas, pero si aguantáis este artículo hasta el final, tendréis un bonus de recomendaciones que seguramente no conozcáis, y es que pretendo que este top de películas sea muy diferente al que podáis leer en ningún otro lugar de la red. También quiero decir que no están ordenadas de mejor a peor, simplemente redacto aquí las que creo que tuvieron más repercusión y aportaron más a este subgénero. Así pues, atentos al terror que se cierne sobre vosotros.

NOROI

Esta seguramente sea una de las menos conocidas de esta lista, y es que es una producción de serie B que pasó bastante desapercibida en su día. Dirigida por uno de los más habituales del género (Kôji Shiraishi), su director sigue a día de hoy aportándonos historias de lo más macabras y llenas de tensión, siendo esta su obra más perturbadora y llena de momentos de auténtica incomodidad y terror a partes iguales.

Aquí se dejan de lado los sustos fáciles y los denominados screamers, para jugar con una ambientación de lo más lograda y una cámara en tono de falso documental que recuerda a una mezcla entre El proyecto de la bruja de Blair y cualquier película japonesa de terror tenso que recordemos. En muchos momentos llegaremos a creer que lo que estamos viendo es un programa de televisión real y que todo lo sucedido en pantalla, llegó a suceder también en la vida real o que lo está haciendo en esos precisos instantes.

Si tenéis curiosidad sobre su argumento, os puedo resumir el mismo de esta manera: Masafumi kobayashi, un reportero de lo sobrenatural, viaja a los lugares más recónditos del Japón actual para descubrir las historias más aterradoras del país. En esta ocasión seremos testigos de su último programa, el cual nunca llegó a salir a la luz por ser el más perturbador y macabro de todos los que rodó, siendo vetado a salir en televisión. El nombre del documental fue Noroi, La maldición.

AUDITION

Una de las películas de culto más importantes del J-Horror y uno de los relatos más terroríficos del mismo. Dirigido por uno de los más importantes nombres de Japón en la actualidad, Takashi Miike, Audition es una de esas historias que no os dejarán dormir, causando en vosotros una cierta locura y desorientación por su complejo guión y su violento desenlace, además de catapultar a su director a la fama de manera fulminante. ¿Qué es real y qué no? ¿Qué es lo que estamos presenciando?

Muchas preguntas nos vienen a la mente a medida que el metraje va pasando y a medida que los minutos se van evaporando. Pero tranquilos, al final todo se resuelve y se puede llegar a una conclusión, o más de una, según vuestras interpretaciones, y es que gracias a que esta puede ser una película para sacar más de una teoría, se ha vuelto en una imprescindible para ver si aún no lo habéis hecho. El debate está servido.

Su argumento, de lo más original, nos presenta a nuestro protagonista, un cuarentón viudo que decide llevar a cabo un casting a proposición de un amigo para una película inexistente con el fin de encontrar a una mujer con la que compartir su vida y así dejar atrás la soledad que siente después de la muerte de su esposa. Con grandes éxitos entre la crítica y descrita como una de las más sorprendentes propuestas de los 90, Audition será esa película que nunca olvidaréis.

CURE

Kiyoshi Kurosawa ha sido siempre un referente en el sector del terror psicológico de Japón, dejándonos muchos ejemplos de su cine con el paso de los años y, sin duda, siendo uno de los directores con un estilo más único de los de esta lista. Como digo, su manera de hacer cine es muy diferente a la de cualquier otro director de este top, y es que su ritmo es mucho más pausado, dejando en sus silencios el significado de muchas escenas de sus películas.

Si buscáis una película tranquila, pero que a su vez os ofrezca esa inquietud y esas sensaciones de estar viendo algo realmente diferente, Cure es la película más adecuada, ya que con un guión original, y unos personajes enigmáticos, se consigue mantener el secretismo de todos ellos hasta los compases finales, siendo así una película basada en sus actuaciones y una ambientación de lo más turbadora.

En esta ocasión, el largometraje nos hablará sobre una serie de asesinatos llevados a cabo por un puñado de personas de lo más normales y sin conexión entre ellas que marcan a sus víctimas con una “x”. Takabe, un policía, investiga esta serie de casos para llegar a la verdad que se esconde tras todos ellos. El detective protagonista de esta película es un habitual del director, Kôji Yakusho, que con el paso de los años se ha vuelto su actor fetiche.

PULSE

Y tras Cure, os adentro aún más en el cine de Kurosawa, con la segunda película de él en este top, y es que también ha sido un referente durante muchos años para el cine asiático. Teniendo tras unos años hasta un remake que acabó en una trilogía estadounidense, Pulse es la más entretenida de todas las de su filmografía, pasando a ser una de las historias más inquietantes de principio de los 2000. Con un ritmo algo más ágil, Kurosawa nos propone una buena historia llena de misterios.


La película nos adentra en el terreno de la informática y los espíritus, creando así una inquietante mezcla que pone los pelos de punta y que crea una atmósfera de lo más densa y opresiva para el espectador. Con esta base, comienzan a sucederse una serie de desapariciones sin explicación alguna que harán que nuestros protagonistas tengan que comenzar a investigar unos casos que van más allá de su comprensión. ¿Es la red la herramienta más peligrosa con la que podemos encontrarnos? Esa es una pregunta que vosotros mismos podréis contestaros una vez veáis esta película.

PREMONITION

Si por el contrario, os gustan mucho más esas obras dedicadas a las visiones de futuro y a los personajes torturados por su pasado, Premonition es vuestra candidata perfecta para pasar un mal rato que os aportará desde sobresaltos a tensión continua. Una de esas películas menores de bajo presupuesto que tuvieron un resultado notable y un reconocimiento años después de haberse estrenado. No debemos confundir este título con la película americana de Sandra Bullock de 2007, ya que esta es anterior, estrenada en 2004. Además, la producción americana no tiene nada que ver con esta ni es remake directo, por lo que podéis olvidaros de todo enlace con ella.

Centrándonos más en el argumento de ésta que nos ocupa, la historia gira entorno a una familia que viaja en coche por la carretera. El padre, el cual está trabajando a distancia debe hacer una parada durante el trayecto para llamar desde una cabina telefónica (benditas reliquias), lo que no espera es que dentro de la misma encontrará un recorte de periódico que anuncia la muerte de su familia en ese mismo punto de la carretera en ese mismo instante, desatando una vida de pesadilla para él y sus seres más queridos a partir de ese momento.

Un argumento que puede sonar similar al de otras producciones pero que destaca por tener ese aura indescriptible e intensa que los japoneses saben darle a todos sus proyectos, haciendo mucho más sombrío todo su desarrollo y dotando de un tono tétrico todo el devenir de los acontecimientos. Por eso, esta película merece estar en un top que está lleno de pequeñas grandes joyas como esta.

LLAMADA PERDIDA

Esta seguramente es la película más conocida, junto a The ring y Ju-On de toda la lista. Takashi Miike nos ofreció en esta ocasión una lección de buen cine de género, entregándonos una de las historias más perturbadoras de la época dorada del cine nipón, donde se ponía a la palestra una de las tecnologías más utilizadas del momento (y aún a día de hoy), los móviles. Como una especie de crítica a una sociedad absorbida por estos dispositivos (de esa época) y centrada en un grupo de jóvenes (que normalmente son los usuarios más comunes de las nuevas tecnologías), Llamada perdida es uno de los estandartes más importantes del cine nipón de terror.

La historia se centra en Yumi, la cual tiene que ver morir uno tras otro a todos sus amigos sin poder hacer nada al respecto por culpa de una maldición que surge a través de los teléfonos móviles tras recibir una llamada perdida desde sus propios aparatos. Cuando comienza a investigar, junto con la ayuda de un hombre que perdió a su hermana hace tiempo, Yumi se dará cuenta que el problema es más grande de lo que imaginaba y que puede que no solo sus amigos mueran si no para la maldición a tiempo.


El punto más representativo de esta película, sin duda, fue el tono de las llamadas que recibían nuestros personajes en la película, llegando a hacerse viral igual que el vídeo de The ring y propiciando un reconocimiento instantáneo de que estábamos viendo esta película sin error alguno. Además su final es digno de mención, y como siempre, Miike nos entregó una ambigüedad sobe la que hoy en día aún se puede teorizar. ¿Murieron todos? ¿Quedó alguien vivo? Las respuestas están ahí fuera. Debo informar de que más tarde este largometraje se convertiría en una trilogía, aunque sus dos siguientes partes no fueron dirigidas por Takashi Miike.

SERES EXTRAÑOS (MAREBITO)

Seguramente la película más extraña del top, como su propio nombre indica. Dirigida por uno de los genios de aquel momento, Takashi Shimizu, director de la mítica saga Ju-On. Es verdad que actualmente Takashi Shimizu está en horas bajas y que sus últimos proyectos han sido una decepción mayúscula, pero hay que reconocer que sus inicios fueron todo lo contrario, y que sin él, el concepto de J-Horror no sería el mismo. Podemos decir pues, que él fue uno de los padres creadores del subgénero y que esta fue su última gran película, sobretodo en cuanto a lo terrorífico, no por su presupuesto.

Seres extraños cuenta la historia de un hombre llamado Masuoka que es cámara de televisión profesional. Un día graba el suicidio de un hombre, donde ve una de las caras del terror más evidentes que ha visto nunca en una persona. Será entonces cuando intente investigar el porqué de ese terror, llevándole a las profundidades de los subterráneos de Tokio, donde descubrirá la existencia de los Deros, un pueblo de leyenda que habita en el centro de la Tierra para atormentar a los hombres.

Con tal sinopsis, es difícil que una película no sorprenda, y es que en el momento que descubrimos esta historia nos quedamos atónitos y nos espera lo más sorprendente aún, el momento en que nuestro protagonista acoge en cautividad a uno de esos seres, alimentándola con su propia sangre y entrando en un juego mortal del que no podrá escapar nunca más. Sin duda, una de las historias más oscuras del J-Horror y puede que una de las menos conocidas por el público.

THE RING

The ring es la saga más conocida por todos del cine nipón. Cualquiera en este mundo habrá oído alguna vez hablar de estas películas, y sobretodo de sus remakes americanos que triunfaron mucho en sus años. Hideo Nakata fue el creador de uno de los personajes más conocidos del mundo del terror, la niña llamada Sadako, o la niña del pozo según muchos. Un pozo que nos dio muchas pesadillas y una niña que se nos aparecía incluso en nuestra realidad.

¿Pero que fue lo que de verdad nos hizo entrar en pánico al ver estas películas? Pues seguramente fue su inquietante y realmente malrollero vídeo maldito, el cual detonaba en los 7 últimos días de la vida de quién lo veía y que hacía aparecer a una niña de pelo largo y cara indescriptible para matar a todo aquel osado que hubiera visto dicho vídeo. Pero a eso también hay que añadirle una atmósfera decadente y llena de grises digna de la peor de vuestras pesadillas. Y por si fuera poca la depresión que nos hacían sentir, enfocaron casi cada plano y escena en días lluviosos o noches eternas.

No hay mucho más que pueda decir de esta película que no sepáis, pero sin duda, os quiero animar a ver la versión original japonesa de 1998, ya que tiene un tono mucho más tristón que la americana y es muy diferente a lo que podéis esperar. Si queréis fardar de haber visto toda la saga, tenéis muchas horas por delante, ya que hasta ahora se han rodado hasta 13 películas y una serie. Eso sí, debo decir que la película original del 98’ fue basada en una película de 1995 llamada Ringu, dirigida por Chisui Takigawa y que salió directamente para la televisión japonesa. De ahí, Hideo Nakata cogió la idea y creó su imperio. Un imperio que sigue creciendo en la actualidad.

JU-ON

Ju-On (La maldición) es la segunda saga con más renombre del país japonés y es que Kayako siempre ha sido la antítesis de Sadako. Una película que pasó a la historia del cine por presentar una de las casas más aterradoras del cine. Una casa que nos ha aportado grandes sustos y una historia de lo más retorcida. Pero, sin duda, lo que más nos aterrorizó de esta saga era cada vez que veíamos bajar arrastrándose por las escaleras a Kayako, con esos gemidos de ultratumba que ponían los pelos de punta.

También podemos encontrar hasta 12 películas y dos cortos de esta saga, siendo una de las más rentables y prolíficas de las últimas dos décadas, ya que actualmente se suelen seguir sacando iteraciones de la misma casi cada año. Es difícil decir que saga ha sembrado más terror en el público, pero podemos decir que esta ha contribuido en gran medida a ello y que la buena crítica siempre la ha acompañado, al menos al principio. De sus últimas películas, destaco The grudge: Lady in white, un largometraje que sigue teniendo la esencia de esas primeras partes y que sigue dando cosa. Poco más que añadir.

DARK WATER

Para cerrar este top os presento una película que no tuvo gran publicidad y que ha pasado muy desapercibida con el paso de los años, pero que sigue siendo un clásico dentro del J-Horror. Dark water es de esas películas que te hacen sentir mal y no sabes porqué. También tuvo un remake americano, (como no) pero dejó mucho que desear y no expresaba todo lo que debía. Espero que algún día se dejen de hacer remakes absurdos que no aportan nada.

La mayoría de la acción de esta película ocurre dentro de un edificio por lo que no es apta para aquellos que sientan claustrofobia o se agobien con facilidad. Además, hay que añadir que su guión es de lo más entretenido, por lo que no debéis preocuparos por si la película se os hace larga o no. Hay que recalcar que si buscamos una película que reúna todos los elementos del J-Horror original, esta es la que mejor los adapta. Las pesadillas y la paranoia están aseguradas.

BONUS

Pero como dije, estas diez películas seguramente sean las que más os puedan sonar, e incluso algunos de vosotros puede que las hayáis visto todas, pero por lo que voy a hacer brillar este artículo no es por este top, el cual quiero dejar en un segundo plano aunque os parezca mentira, ya que a partir de aquí os traeré las películas que realmente no conoceréis y que le darán un sentido diferente a la palabra terror. Dejo claro que esto es una avance de mi próximo artículo y que solo hablaré brevemente de todas ellas; además de que, estas películas no pertenecen todas al subgénero del J-Horror sino al terror asiático en general.

Empezamos nuestro bonus de películas con Cult, una de esas películas que son hechas con más empeño que dinero y que pertenecen al curioso y muy utilizado subgénero del metraje encontrado. Cámara en mano, nuestros protagonistas nos llevarán a una de las casas más terroríficas de Japón a través de un programa de televisión que tendrá éxito en el descubrimiento de entes demoníacos, haciendo que el final de la película sea de todo menos previsible. Dirigida por Kôji Shiraishi.


The bride es la siguiente en la lista añadida, ya que en Taiwán también se rueda buen terror y más cuando sus creadores basan el mismo en la cultura del país y sus costumbres. Esta es una de esas películas que está a vuestro alcance y que es un claro ejemplo del creciente cine del sudeste asiático. Un cine que ha ido creciendo más y más sin parar y que a día de hoy ya hace sombra a muchas grandes producciones de otros países. En esta ocasión tendréis presentes una ambientación inquietante y una historia enrevesada que no os dejarán dormir tranquilos.

La filipina The road es otra más que quiero destacar, una de las primeras películas filipinas de gran factura en cuanto al terror y con un guión muy resultón y bien narrado. Si queréis descubrir el cine filipino, daros un paseo por este metraje lleno de sorpresas inesperadas. The maid es otra de esas películas con tintes similares a The bride, por lo que si habéis visto la anterior y os apetece aún más, deberéis darle una oportunidad a esta pequeña joya proveniente de Singapur.

Para finalizar el repaso del sudeste asiático os recomiendo dos películas de Indonesia, una llamada Modus Anomali, de un guión realmente espectacular y de una tensión sin igual, y Macabre, una de las propuestas más gore de los últimos años en toda Asia y que dejará a más de uno con la boca abierta. Su actriz fue considerada la mejor de ese año 2009 en cuanto al género. Su cara se os quedará grabada a fuego en la retina.

Y acabando este artículo os propongo dos alternativas muy personales de J-Horror. Sus nombres son Reincarnation y la archiconocida Ichi the killer. Dos auténticas joyas, sobretodo la segunda, de aquella época sin igual y que nos destrozó la mente. No me alargo más y os dejo disfrutar del cine que hoy os he propuesto y al cual espero que echéis un vistazo. ¡Hasta pronto y recordar que hay que ver mucho cine asiático!

 

 

Artículos relacionados