martes 10, diciembre, 2019

Con mi madre humana a cuestas

Hace tres años pasé del más solemne anonimato a la luz de los focos de la blogosfera. Sí, sí, luz y taquígrafos porque la...
El Magacín. El maltrato animal.

Muñeca de trapo mientras la ley me desampare

Mi nombre es..., y qué más da cómo me llame, solo en la imaginación de una niña hay cabida para poner nombre a una muñequita...