¿Qué es el código EAN 13?
Código de barras

Un código que está en nuestro hogar mucho más de lo que pensamos y que, además, es crucial para toda compañía que venda o suministre productos de cualquier tipo. Seguramente alguna que otra vez lo hayas visto, e incluso te hayas detenido a observar e intentar descifrar su significado, pero ahora no caes en él. El Código EAN 13 es un estándar que lleva muchos años implementado, un compañero silencioso fundamental para los comercios de cualquier clase.


Aquí te vamos a explicar qué significa, qué hace y, sobre todo, por qué es tan importante desde hace tanto tiempo. No exageramos cuando decimos que es la clave para la organización de productos, como también que sirve hasta para indicar la procedencia de cualquier cosa que compres, incluso si lo que haces es optar por realizar compras online.

¿Qué es el código EAN 13 exactamente?

El código EAN-13, también conocido como Número de Artículo Internacional (aunque su nombre original es el de European Article Number), es un sistema que deriva del tradicional código de barras y que se caracteriza por contar con un total de 13 dígitos para identificar cualquier producto en el que se etiqueta. Es una evolución del Código UPC, que se limita a las 12 cifras, y cuya extensión es prácticamente absoluta en los mercados de toda Europa actualmente.

código de barras significado

También se le conoce como código GTIN o GTIN13, siglas de Global Trade Identifier. Surgió en Europa a finales de los años 70, estableciéndose como estándar para identificar cualquier producto destinado al consumo. Cinco años antes, Estados Unidos había liderado la iniciativa con la fundación e implantación del sistema UPC de 12 dígitos, y se decidió añadir un número más a este planteamiento para poder identificar el país de origen del producto, estableciendo así el estándar europeo desde entonces.

Entre sus características, de las que hablaremos más adelante, cabe destacar el principio de no ambigüedad. Según este, dos productos diferentes no pueden tener el mismo código. ¿El motivo? Eso es justo lo que vamos a ver bajo estas líneas.

¿Para qué se usa el código EAN 13?

Su definición lo deja claro, como también su presencia hasta en productos de oficina. El código EAN 13 identifica rápidamente cualquier producto de consumo, independientemente de la marca o del sector al que pertenezca. Un bote de detergente, un teclado para tu ordenador, el arroz que compras en el supermercado… Todo eso tiene en su embalaje una pequeña etiqueta en la que se encuentra este famoso código de barras acompañado de sus dígitos.

Su utilidad no es otra más que servir de identificador para la gestión y control de los productos para cualquier empresa, y también para los consumidores. Consigue, además, una gran eficiencia en la gestión de las bases de datos de productos de los negocios, sea a la hora de controlar el inventario o incluso para hacer un seguimiento de unidades vendidas a lo largo de cada jornada.

Actualmente el código EAN 13 se utiliza en un millón de empresas diferentes de todo el mundo. De hecho, desde hace unos años, su radio de acción ha dejado de limitarse a Europa. En la actualidad, más de 100 países han optado por el uso de este código de identificación para sus productos, lo que está facilitando la comunicación y la gestión de los mismos sobremanera a nivel global.

Estructura del código y significado del código EAN 13

Para poder ofrecer una identificación precisa de cada producto, el EAN 13 debe seguir un protocolo de cifrado muy riguroso. A simple vista, se puede observar que sus dígitos están distribuidos siguiendo un patrón de 1-6-6. Sobre cada dígito, además, se puede encontrar una barra vertical siempre de la misma altura, pero con un grosor que se encarga de representar la cifra, algo pensado para facilitar la detección por sistemas especializados.

Los cuatro subgrupos

Ahora bien, dentro de esa distribución, encontramos a la vez 4 subgrupos: el A, comprendido por los dos primeros números; el B, con los cuatro siguientes; el C, con otros cuatro más y, por último, el D, que solo alberga la última cifra. Cada subgrupo tiene una finalidad y significado que vamos a explicar a continuación:

  • Grupo A: este subgrupo es el código del país, sirviendo para conocer el lugar de procedencia del producto. En ocasiones pueden ser 3 cifras en lugar de 2.
  • Grupo B: este es el código de empresa, identificando a la compañía responsable del objeto. Generalmente es de 4 cifras, aunque puede ser de 5.
  • Grupo C: aquí ya entramos en el código del producto, que se extiende donde termina el anterior hasta llegar a la duodécima cifra.
  • Grupo D: este último dígito es el de control, y se establece para indicar que el patrón se ha seguido adecuadamente.

Lejos de ser algo misterioso, el EAN 13 es ya un estándar a día de hoy, y promete seguir siéndolo durante mucho más tiempo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here