Actualmente estamos un poco obsesionados con todo eso del mundo fit versus fat. Pero no hay que olvidar que entre lo considerado fat y lo que se sobreentiende por fit existe un gran campo en medio. Un campo que no es otro que el de la salud. Cuanta razón tenían esos que decían “somos lo que comemos”, porque no es necesario, ser muy delgado, ni muy fuerte ni ser un atleta para ser una persona saludable.


En esta ocasión me gustaría hablaros del equilibrio, no del equilibro de –me como un paquete de patatas fritas al medio día, y ceno una ensalada- no, si no de ese mundo de recetas, de ese mundo de alternativas que ha estado a la sombra mucho tiempo. Por cada producto insano que hay en el mercado, existe una versión saludable, en la mayoría de las veces hecho en casa, en otras si hay suerte podemos encontrarlas en algún supermercado común (o poco común). Lo bueno es que actualmente existen innumerables blogs y paginas varias donde poder encontrar información y recetas saludables. En los últimos años se ha disparado el contenido tanto profesional como a nivel de usuario acerca de lo que es una buena alimentación

Estas páginas nos facilitan información y nos sirven de inspiración para poder saber cómo utilizar esos nuevos ingredientes que llegan a nuestras manos.

Comenzar cambiando hábitos no es fácil, y menos aun cuando la información que tenemos es poca a o mala. Oímos hablar de claras de huevo, semilla de lino, queso fresco batido… Y nos preguntamos ¿Qué hago con esto ahora? Como muchas veces pasa, en el momento que vamos al médico a ponernos a “dieta”, pensamos que se nos acabó comer lo que nos gusta, y que solo las ensaladas y verduras al vapor serán nuestras amigas. Pero no, las dietas no existen, lo único que debe existir es un reajuste de nuestra manera de pensar y de cocinar. Y es aquí donde entran en juego estos blogs y páginas de cocina.

Plato de dieta de Cocinami. El Magacín.

A continuación os muestro varios productos insanos y en contraposición su receta en versión saludable. No olvidemos que saludable no quiere decir que no engorde, quiere decir que lo que comemos no nos hará daño y nos proporcionara nutrientes. En función de la alimentación que lleves y de los objetivos que tengas marcados, podrás introducirlos en mayor o menor medida en tu plan alimenticio.

 

Recetas Fit versus Fat

 

  • Copa de chocolate Fat/ copa de chocolate Fit.

Todos conocemos la copa de chocolate que se vende en los hipermercados. Por lo que os propongo una versión sana, y muy apta para cualquier merienda o postre.

  • Mezclar en un bol 200g de queso fresco batido, 8g de cacao puro desgrasado, 15g de crema de avellanas y endulzante al gusto. Una vez todo mezclado, añadir el topping que se quiera y listo para comer.
Grasa  Carbh Prot  Cals
9,68 8,92 20,38  208




  • Bollito de Doowap Fat/ bollito de avena y arroz Fit.

Que tiernitos y esponjosos son y que poco llenan. Una vez que comes uno ya piensas en los otros tres que comerías. En cambio los bollitos hechos de harina de arroz y avena, son tiernos esponjosos y altamente saciantes. Son muy fáciles de preparar y al estar hechos al microondas son rápidos.

  • Mezclar en un recipiente pequeño apto para microondas 60g de queso fresco batido, dos claras de huevo y el endulzante, mezclar bien. Añadir los productos secos, 20g de harina de avena, 10g de harina de arroz y una cucharadita de levadura química. Una vez este todo homogéneo meterlo en el microondas durante tres minutos y medio. Y listo para comer ya sea con un poco de chocolate negro o alguna crema de frutos secos.
Grasa Carbh Prot Cals
6,83 22,98 29,76 284

 

  • Mayonesa Fat/ mayonesa Fit.

No hay salsa más popular que la mayonesa, y también más calórica. Tanto la casera como la que se pueda encontrar en los hipermercados son de un alto contenido calórico, llevan grasas de más y en su mayoría perjudiciales. Os presento una mayonesa muy original de preparar, y baja en grasas.

  • Hervir tres huevos. Una vez limpios desechar las yemas y solo usar las claras. En un recipiente, añadir las claras a trozos, una pizca de sal, 5g de aceite de aceite de oliva (una cucharadita) y en función de como os guste la textura de la mayonesa id añadiendo más agua. Empezad con 50g, y batir bien hasta que quede una pasta suave y homogénea. Y lista, está muy buena, sabe a mayonesa de verdad y dura un par de días en la nevera.
Grasa Carbh Prot Cals
5,22 0,96 14,39 113

 

Plato de dieta ligera. El Magacín.

 

  • Napolitana Fat/ napolitana Fit.

Imagino que conocéis las napolitanas rellenas de jamón york y queso, pero también conocéis sus calorías. En cambio existe una versión mucho más sana y que también está muy buena. La masa que lleva es más abizcochada y no hojaldrada, pero aun así queda tierna y jugosa.

  • En un bol mezclamos 4 claras, 50 ml le leche (vegetal o no), 20g de harina de avena, una pizca de levadura de sal y de endulzante. Batir bien la mezcla y en una sartén caliente verter la mitad de la mezcla y esperar que cuaje un poco, cuando así sea repartir el jamón york y el queso light (al gusto), y luego verter el resto de la mezcla para cubrir. Tapar la sartén y dejarla a baja temperatura, darle la vuelta y dejar cocinar por el otro lado. Y listo, servir y comer.

Macros solo de la masa:

Grasa Carbh Prot Cals
1,66 15,36 18,45 160

 

Esto son solo algunos ejemplos de como puede ir evolucionando la alimentación en nuestra propia casa, si antes comprabas yogures de sabores, ahora hazlos en casa, si antes comprabas repostería para merendar ahora haz tortitas de avena o una napolitana. Existen innumerables productos mucho más sanos que cumplen la misma función. No nos dejemos engañar, gracias a internet se ha abierto una puerta hacia otro estilo de vida.

 

 

Artículos relacionados