Recuerdo cuando abrí mi facebook para las Recetas de España directo, dedicado al libro que sacó hace años Roberto Leal, en colaboración con la periodista Sara Brun. En un principio, lo abrí sin mucha idea de como llevarlo (error de principiante) y lo dejé apartado durante un tiempo. Empezaron a unirse personas, fans de Roberto y sus recordadas recetas, que echaban de menos esa etapa en la que él degustaba cada plato que le hacían a lo largo de la Península y no le hacía ascos a nada. No me daba cuenta de que el número de “me gustas” de la página iban creciendo, mi cabeza estaba en su mundo particular y ese experimento le dejé completamente de lado.

La calma demasiado tranquila que vivía tomó otro ritmo cuando me interesé en indagar en el mundo de las redes sociales y el jugo que de verdad puedes sacar de ellas, siguiendo como una afición pero manejándolo con más cabeza, de cara a a exponerlo ante más personas. Lo estudiaba sin mucha prisa, lo que me importaba era quedarme con lo que yo consideraba que era lo básico, comprendiendo muchos conceptos que antes veía muy lejanos.


Abrí más los ojos y pensé de nuevo en esa página, esa que había dejado sin actualizar hacía ya demasiado tiempo. La retomé sin saber muy bien como volver a ella pero luego te vas animando y empiezas a crear un camino, con más seguridad y la confianza de que vas con las ideas mejor pensadas. Me puse manos a la obra, buscando el contenido del libro y me enganché a una espiral de búsqueda y buen hacer.

Y ahí te das cuenta de lo que trabaja un Community Manager, o como me gusta llamarlo en castellano, Comunicador Digital. Son demasiadas cosas las que se tienen que hacer, si quieres que tu trabajo quede como tú quieras y que les guste a los demás (pero lo principal, es que tú te sientas bien con lo que has hecho, lo nota la audiencia más de lo que crees). Trataré de resumir los puntos que he aprendido sin darme cuenta y me han servido para coger un poco de base para ir creciendo en esta profesión:

  • Ser natural y conectar con el usuario. Tratar a la gente como te gustaría que lo hicieran contigo, responder a quien te haga una pregunta o si te preguntan puedes poner un contenido en especial. Intentar crear ese nexo de unión es la base de ese puente entre ambas partes.
  • Paciencia. He aprendido a no querer conseguir las cosas con prisa en el mundo de las redes, todo irá saliendo como quieras si das tiempo a que la gente te conozca, vea la temática sobre la que trata tu página y sigue el ritmo que llevas, no te metas más velocidad, no se trata de ninguna carrera.
  • Crear contenidos que no hubiera pensado que lograría. Nuestro trabajo es más laborioso de lo que muchos siguen creyendo, está menos valorado de lo que en realidad es. Te puedes estar horas enteras creando contenidos y buscando información, con tal de llevarlo a un buen resultado y no te darás cuenta del tiempo transcurrido. Pero, personalmente, me gusta este modo de entretener mi mente y practicar mi imaginación porque buscan que seamos creativos y sepamos trabajarnos el material.

Puede que tardes en ver que tu página tiene un poco de movimiento o que tengas la sensación de que la gente se aburre… pero tal vez lo que necesitas es buscarte otros medios y compaginarlos con la red que ya estés usando. Y esa búsqueda en más redes realmente funciona, compaginándolo con Twitter, como ha sido en mi caso, y el tráfico e interés por la página ha ido creciendo con el paso de las semanas.



Y sobretodo, no expongas demasiado tu día a día e intenta no meterte en cuestiones políticas… a no ser que te guste cruzar esa línea y pienses que de ese modo te leerá más gente, pero desde mi punto de vista, veo más correcto vender tan solo tu empresa, alternándolo con agentes exteriores que creas que van en su línea. Y sin perder nunca el toque de frescura y espontaneidad que todo profesional de este trabajo debería tener.

A modo de experiencia personal, es la base que he estado utilizando para ir aprendiendo cada día un poco más de este trabajo que tan infravalorado se tiene, en cuestión de dinero y el tiempo que invertimos. Confío en que esto cambie un poco en el futuro, si queremos que los jóvenes que vienen detrás tengan un trabajo y algo que les motive de verdad, de camino a la que puede ser su vida y su destino.

Cierto es que todavía me quedan demasiadas cosas por aprender y tan solo se trata del comienzo, puesto que nunca se llega a ser un experto cuando en este medio no dejan de salir nuevos métodos y aplicaciones, es un aprendizaje constante. Cuando compruebas que empiezas a tener tráfico, que inspiras nuevas ideas a otras personas y que tú eres consciente de los avances que has ido realizando y de que vas por el buen camino, o incluso que consigues ingresos con Brandcrumb merece la pena continuar con todo y seguir adelante.

Espero que mi artículo sirva para que muchos que están perdidos o los que todavía no saben por cual profesión decantarse, se intenten animar un poco y no tengan miedo a emprender.

 

Me llamo Elena, soy talaverana y seguidora de Roberto Leal desde hace varios años y le dedico mi página Recetas de España Directo. Las puedes encontrar en Facebook o Twitter. 

Artículos relacionados