Intercambiadores de calor de placas de HRS
Intercambiadores de calor de placas de HRS

Los intercambiadores de calor de placas de HRS se destacan como soluciones ideales para aplicaciones en las que los fluidos exhiben baja viscosidad y carecen de partículas. Estos resultan particularmente eficaces cuando las temperaturas de salida del producto y de entrada del servicio son notablemente similares.

Serie HRS PHE de intercambiadores de calor de placas

El diseño de estos intercambiadores consiste en finas placas corrugadas, que pueden ser empaquetadas o soldadas con cobre. Estas placas se disponen estrechamente entre sí y se empaquetan dentro de un bastidor, creando canales alternos para el flujo de producto y servicio. La disposición de las placas garantiza una alta turbulencia y un elevado coeficiente de intercambio térmico.

La estructura de los intercambiadores de calor de placas de HRS facilita el mantenimiento y la inspección. Cada intercambiador consta de placas individuales con un patrón de espigas grabadas mediante presión, ensambladas en una formación inversa para crear canales paralelos para cada líquido. El diseño flexible permite la creación de unidades multi-sección, combinando diferentes tipos de placas theta para optimizar dimensiones y eficiencia.

Los intercambiadores de calor de placas de HRS se adaptan a diversas aplicaciones, desde calentamiento y calentamiento de vapor hasta enfriamiento y recuperación de calor. Este enfoque versátil y eficiente refleja el compromiso de HRS con la innovación y la adaptabilidad en la transferencia térmica.

Intercambiadores de calor de placas soldadas de HRS

Intercambiadores de calor de placas soldadas de HRS
Intercambiadores de calor de placas soldadas de HRS

La línea de intercambiadores de calor de placas soldadas de HRS opera bajo el mismo principio que sus homólogos convencionales, utilizando un conjunto de placas onduladas que se unen y sellan mediante un proceso de soldadura.

Estas unidades suelen soldarse con cobre, aunque, en casos donde el medio es corrosivo para el cobre o en aplicaciones con temperaturas extremas que oscilan entre 225°C y 400°C, se prefiere el uso de níquel. El modelo estándar se fabrica con acero de alto grado AISI 316, resistente a ácidos, con un grosor que varía entre 0,35 mm y 0,4 mm según el modelo.

Los intercambiadores de calor de placas soldadas son altamente recomendados para la recuperación de calor en diversas industrias, como la química, farmacéutica, biotecnología, generación de energía, procesos medioambientales, y otras áreas afines. Este enfoque innovador refleja la adaptabilidad de HRS para satisfacer las demandas específicas de diversas aplicaciones, asegurando una transferencia térmica eficiente y confiable.

Intercambiadores de calor de placas compactas de HRS

Intercambiadores de calor de placas compactas de HRS
Intercambiadores de calor de placas compactas de HRS

Los intercambiadores de calor de placas compactos de HRS, en su versión estándar, se confeccionan con acero inoxidable AISI 304/316 o titanio, con opciones de grosor de 0,6 mm, 0,8 mm o 1,0 mm. Equipados con juntas EPDM o NBR y bastidores de acero al carbono pintados, estos intercambiadores garantizan un rendimiento óptimo. Las juntas se disponen estratégicamente para que los dos medios (producto y servicio) fluyan en canales alternos, evitando la contaminación cruzada en caso de fugas, gracias a un doble sello que dirige los fluidos directamente hacia la atmósfera.

Con una amplia variedad de tamaños, desde modelos que manejan caudales de 0,7 litros por segundo hasta unidades más grandes capaces de caudales de hasta 819 litros por segundo (2.950.000 litros por hora), los intercambiadores de calor de placas HRS se adaptan a diversas aplicaciones. La flexibilidad en el número de placas, el tipo y la configuración del flujo permite la personalización según las necesidades específicas de potencia, temperatura de operación y caída de presión.

La ingeniería detrás de estos intercambiadores de calor incluye un diseño de placas con un patrón de espigas grabadas mediante presión, generando canales paralelos para cada líquido. Este enrejado único, combinado con la disposición opuesta de las espigas, resulta en altos niveles de turbulencia y un coeficiente de intercambio térmico eficiente.

Estos intercambiadores son ideales para una variedad de procesos en las industrias alimentarias y lácteas, incluyendo calentamiento, enfriamiento, pasteurización/esterilización, congelación, cocinado y concentración. Para aplicaciones higiénicas, los intercambiadores de calor de placas de HRS incorporan juntas sin pegamento tipo clip, que facilitan su manipulación y mantenimiento. El diseño asegura un sellado completo y seguro mediante clips de dos puntas que se deslizan bajo las placas, proporcionando eficiencia operativa y reduciendo el tiempo de inactividad. Estos intercambiadores higiénicos son utilizados en industrias alimentarias, lácteas, de refrescos, productos farmacéuticos y biotecnología, para procesos como pasteurización y esterilización. La versatilidad y calidad de los intercambiadores de calor de placas HRS los posicionan como soluciones eficientes y adaptables para una amplia gama de aplicaciones industriales.