Para vergüenza del mundo y de la Unión Europea en Grecia sigue creciendo el número de refugiados. Pero el problema principal son las condiciones en las que llegan y en las que se quedan. Todavía mayor es el drama de aquellos que no consiguieron su objetivo y nunca saldrán de las aguas en las que se sumergieron.

La semana pasada el primer ministro griego, Alexis Tsipras, visitó dos islas más afectadas del Mar Egeo: la isla de Lesbos y la isla de Limnos. A ellas llegan a diario barcazas de refugiados procedentes de Turquía.

En cinco islas griegas existen campos de refugiados: Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos, pero las instalaciones solo están preparadas para soportar a 6.338 personas y en realidad dan cobijo a más 12.000 apiñados refugiados. El centro de Moria, cerca de Mitilini donde Alexis Tsipras hizo un discurso de casi de corte “preelectoral”, ese el más problemático. Casi cada día hay enfrentamientos entre la población local y los ilegales.

Moria tiene un espacio con capacidad para 3.000 refugiados pero hay contabilizados 6.868. Si no fuera por la ayuda humanitaria las probabilidades de sobrevivir de estas personas se vería muy limitada. La situación es dramática, para vergüenza del mundo esta catástrofe está ocurriendo en suelo europeo. En la época en que los niños llevan iPhone al colegio, se venden jugadores de fútbol por 100 millones de euros o se proyectan estructuras faraónicas en media Europa, todavía hay niños que mueren en las playas de Grecia.

Obviamente cuando se trata de sobrevivir la prioridad es encontrar un sitio donde comer y dormir, pero la cuestión de la higiene pasa a un segundo plano, pero ello produce enfermedades infecciosas que provocan vómitos, diarrea o infecciones en la piel. Faltan médicos, medicinas e instalaciones hospitalarias básicas. Grecia es el país más pobre de la Unión Europea y no puede, ni debería ocuparse ella sola de asumir toda esta responsabilidad.

 

Tres cooperantes españoles detenidos por salvar vidas

Tres bomberos españoles, Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, detenidos en Lesbos por la Guardia Costera de Grecia serán juzgados por colaborar en el rescate de refugiados en la isla de Lesbos. Se les acusa de facilitar de inmigrantes ilegales en territorio griego, lo cual está penado con hasta 10 años de cárcel.

“En Europa se encarcela a gente que arriesga su vida por ayudara a los demás”

Aunque parezca un mal sueño es una realidad: en Europa se encarcela a gente que arriesga su vida por ayudara a los demás mientras muchos políticos se llenan los bolsillos recalificando terrenos u otorgando licencias de obra.

 

Francia llevará a Eurovisión una canción sobre los refugiados

El grupo Madame Monsieur compuesto por Émilie Satt y Jean-Karl Lucas, representantes de Francia en el festival de Eurovisión 2018, llevarán el próximo 12 de mayo al Altice Arena de Lisboa un tema dedicado a los refugiados ilegales.

La canción lleva por título ‘Mercy‘ (que significa Gracias en francés o Misericordia en inglés). Está dedicada a un bebé de origen nigeriano que nació en un barco mientras su madre trataba de llegar a Europa. Un drama humano de un niño apátrida que simboliza el de todos aquellos que no consiguieron sobrevivir. Uno de los emotivos párrafos dice -“Yo soy todos esos niños que la mar se ha llevado”-.

 

Artículos relacionados