SUNDAY 19 NOVEMBER 2017
Nueva era. El renacimiento ha muerto. El Magacín.

Nueva era. El Renacimiento ha muerto

Con buen criterio, no suele admitirse un cambio de época histórica sin un cambio reconocible en el paradigma social que así lo sustente. Por supuesto, la Política es, a la postre, la parte de dicho cambio que viene a hacer realidad efectiva al paradigma en cuestión pues, siendo el arte de la convivencia, es siempre la llamada a traducir a leyes y normas lo que de otra manera sólo quedarían como modas más o menos pasajeras

Leer más ...

La guerra entre Cataluña y España. El Magacín.

Y Cataluña ganó la guerra. El lenguaje de la postverdad

Uno de los libros más llamativos a los que he tenido acceso últimamente es el titulado “Japón ganó la guerra” de Jesús Hernández en el cual se narra la curiosa historia de uno de los autoengaños colectivos más llamativos del siglo XX.

Leer más ...

Von Braun y Korolev. Los pioneros de la carrera espacial De Estados Unidos y la Unión Soviética. El Magacín Historia.

¿Quién no ha tenido sueños de astronauta? Para toda una generación las series como Star Trek, La guerra de las galaxias o Superman invitan a imaginar cómo podría ser la vida si pudiéramos viajar libremente por otros planetas. Estos dos personajes debieron pensar algo parecido, pero con una diferencia: ellos se propusieron hacer realidad este sueño espacial.

Leer más ...

Submarinos soviéticos. El Magacín.

En los años previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial, la URSS había acusado una gran necesidad de construir una gran flota oceánica. Fue Stalin quien dio el visto bueno a la fabricación de nuevas unidades navales como, por ejemplo, los acorazados de tipo “Sovietskii Soyuz” o los cruceros de batalla “Kronstadt”, entre otros[1]. Llegado el fin del conflicto mundial en el año 1945, el propio Stalin manifestó públicamente las siguientes palabras: “el pueblo soviético quiere ver cómo su flota se torna cada vez más fuerte y poderosa”, aunque este hecho no era tan fácil como se pintaba ya que conllevaba un sinfín de inconvenientes y limitaciones doctrinales y de naturaleza técnica.

Leer más ...

Donald Trump y Adolf Hitler. El Magacín.

Cuando el ideario es reversible

Las sociedades, sobre todo en momentos de crisis, necesitan establecer la generación de un enemigo, confiriéndole un trasfondo conspirativo que hace de ese determinado grupo, interno o externo, el culpable de todos los males. Los judíos, gitanos y homosexuales para la Alemania Nazi, los protestantes para los católicos y viceversa en tiempos de la Reforma y la Contrarreforma. Los comunistas para la América de la posguerra o los capitalistas para los economistas posmodernos. 

Leer más ...

Suscríbete GRATIS a El Magacín