Ideas para cenar sano
Ideas para cenar sano

Cuando llega la hora de la cena tenemos ganas de comer algo apetecible, saludable y a poder ser que no conlleve demasiado tiempo. Estamos cansados después de todo el día y buscamos soluciones sabrosas pero relativamente rápidas. Lo ideal es seguir recetas de cenas ligeras, puesto que la cena es la comida que menos quemamos y conviene que no sea muy pesada para descansar bien.  Si no sabes qué cenar quédate en este artículo porque te hacemos propuestas que te encantarán.


Propuestas de cenas ligeras y sabrosas

  1. Pollo a la plancha con verduras al vapor. Comer pechuga de pollo a la plancha es ideal. Se trata de una carne blanca, con poca grasa e ideal para comer por la noche. Acompaña la pechuga de pollo de Campofrío con unas verduritas al vapor: zanahoria, brócoli o calabacín. Alíñalo con aceite de oliva virgen.
  2. Champiñones con huevos. Saltea unos cuantos champiñones en una sartén, añade un poco de ajo picado y perejil, cuando los champiñones estén bien hechos rompe encima de ellos dos o tres huevos. Pon la tapa y deja que se frían con el poco aceite que habías puesto para los champiñones y el calor de la paella tapada. Una vez terminado, sírvelo con un poco de parmesano rallado por encima. ¡Una cena súper rápida y deliciosa!
  3. Ensalada de aguacate y brotes. A estas alturas somos pocos los que podemos sobrevivir sin aguacate. Un alimento muy completo y muy rico. Prepara una ensalada con un variado de brotes, un poco de aguacate, unos tomates pelados y añade alguna fruta como el mango o las fresas. Y si las tienes unas aceitunas negras. Una ensalada ideal para primavera y verano.
  4. Tortilla a la francesa con tomate. ¿Qué hay más clásico que una buena tortilla a la francesa? Hazla con dos huevos por persona y acompáñala con tomatitos bien picados aliñados con aceite de oliva virgen.
  5. Salmón al horno con soja. Compra un buen lomo de salmón por persona. Prepara un aliño con soja, un poco de zumo de limón (muy poco) y un poco de miel. Mézclalo bien. Remoja los lomos de salmón y déjalo macerando en la nevera 20 minutos o media hora. Pasado el tiempo, pon el salmón en una bandeja de horno y déjalo cocinar unos 20 minutos, o hasta que esté hecho. Una cena muy saludable y sabrosa. Puedes acompañarlo con un poco de verduras al vapor o salteadas.
  6. Quiche de verduras. La quiche es para los franceses lo mismo que para nosotros la tortilla. Se puede hacer de mil cosas, de aquello que tenemos en la nevera. Prepara una con verduras y un poco de queso emmenthal. Debes utilizar una masa brisa (puedes comprarla o hacerla tu), batir cuatro huevos con 200 mililitros de nata para montar. Añade brócoli hervido, calabacín hervido y zanahoria hervida. Mézclalo con queso emmenthal rallado y al horno. Debe cocinarse unos 30 minutos hasta que esté todo bien cuajado.
  7. Crema de calabaza. La calabaza es un alimento excelente. Aprovecha la época para preparar una buena crema. Necesitas un puerro grande o dos de pequeños. Córtalos en trozos medianos y sofríelo en una cazuela con aceite de oliva, cinco minutos después añade los trozos de calabaza, saltéalo todo junto con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando esté un poco rehogado añade caldo o agua hasta cubrir las verduras. Déjalo hirviendo hasta que la calabaza esté blanda. Puedes añadir un poco de curry amarillo o de comino (una cucharadita de café) para darle un sabor más intenso. Tritúralo bien y si te gusta muy fina pásalo por un colador. Al triturarlo si queda muy espeso puedes añadir caldo o agua.
  8. Pizza casera. Comer pizza no está reñido con comer bien, se trata de prepararla en casa y con buenos alimentos. Piensa en la pizza como alimento saludable. Pero para ello debes pensar que la masa y todo lo demás debe ser cocinado en casa o en un centro proximidad que trabajen con producto de calidad. La masa es muy sencilla de hacer, con harina y agua puedes hacer una masa fina. Para hacerla saludable añade salsa de tomate hecha en casa o simplemente rodanchas de tomata debajo de todo. Puedas hacerla con láminas de calabacín y mozzarella o champiñones y jamón dulce Campofrío. Añade un poco de mozzarella fresca por encima y tendrás la pizza perfecta. Puedes añadir un poco de aceite picante por encima para darle un toque más personal. Y ahora también puedes preparar masas con brócoli y coliflor, para una pizza aún más saludable y ligera.

Esperamos que estas ocho recetas te sirvan para preparar cenas sencillas, saludables y sobre todo muy sabrosas. Anímate a probar recetas nuevas. Y recuerda que cenar ligero es fundamental para poder descansar bien y no acumular grasas que no podemos quemar. Pero lo saludable no está reñido con lo sabroso. ¡Ya sabes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here