La tecnología ha avanzado mucho en los últimos cinco años, un aspecto que está facilitando la vida y haciendo mejorar la calidad de vida, especialmente de los españoles. Concretamente, España se sitúa en el segundo país del mundo (por detrás de Japón) con la mayor esperanza de vida (82,2 años).


En este aumento de la esperanza de vida española juega un importante papel los avances tecnológicos y médicos, que han ayudado mucho en los últimos años a mejorar la calidad de vida de los españoles. En este aumento de la calidad de vida, también son cada vez más las personas que deciden mejorar su imagen mediante tratamientos de implante capilar. Así, los españoles no solo quieren vivir más, sino que también quieren hacerlo con una mejor apariencia estética.

Tanto es así, que cada vez son más las intervenciones de implantes capilares que se realizan en España. Además, la investigación e innovación tecnológica en este campo está haciendo de las clínicas capilares en España todo un referente a tener en cuenta, por delante incluso de las clínicas que realizan implantes capilares en Turquía.

Desde la clínica capilar CFS de Barcelona nos cuentan que “en España estamos viendo un aumento importante de intervenciones de implante capilar, ya que las personas nos preocupamos cada vez más por nuestra apariencia estética”.

Por otra parte, las investigaciones en materia capilar han hecho posible el implante capilar con células madres, una revolución dentro del sector que abre una nueva era para la corrección de la calvicie.


Así, tecnología, innovación y avances médicos han hecho posible que España sea el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida, algo a lo que se le une la necesidad de tener una mejor apariencia estética y olvidarse de los complejos.

 

Artículos relacionados