Has tenido una idea de negocio brillante, has hecho un estudio de mercado y has visto que era viable. Luego has conseguido la financiación y ya tienes el local ¿y ahora?… ahora toca comprar el material de oficina. Vamos a ver qué cosas necesitas adquirir y cómo debes hacerlo para no tirar el dinero:

Destructora de papel

Aparte de ser de las cosas más absurdamente divertidas, una destructora de papel es obligatoria a tenor de lo que dice la LOPD (Ley de Protección de Datos). Se contemplan penas de hasta el 2% de la facturación en caso de que no tengas una, de hecho los usuarios tienen derecho a poder eliminar por completo su información personal que esté en poder de tu empresa, tanto en formato digital como físico. En el momento que tu empresa supere los 250 empleados deberás tener incluso lo que se denomina un “Data Protection Officer”, un responsable de datos que vele por el cumplimiento de ley que acabamos de citar.


Pizarra magnética

Steve Jobs, el hombre que cambió el mundo de la informática, el cine de animación, la música, la telefonía y las tablets dijo en una ocasión: “La gente que sabe de lo que habla no necesita usar Powepoint”. Nosotros te invitamos a escucharle y a restarle protagonismo a las presentaciones con proyector. En otras palabras: donde estén las pizarras magneticas que se quite cualquier otro tipo de explicación. Aquí no hay ninguna LOPD que te obligue a tenerlas, pero si quieres que la información fluya entre tus empleados una buena pizarra no puede faltar en tus reuniones.

 

Impresora y cartuchos baratos

El gran error de todo emprendedor es comprarse una impresora que salga muy barata y luego ir comprando una y otra vez cartuchos caros. Lo ideal es escoger una impresora que permita cartuchos universales genéricos, y a ser posible que sea directamente de láser (y no de tinta). El negocio de las empresas de impresión no está en la máquina, está en venderte los cartuchos o consumibles. ¿Nunca te has preguntado por qué te venden la tinta como si fuera oro líquido? La respuesta es sencilla: porque los empresarios no se toman la molestia de leer artículos como este.

 

Material de papelería online barato

Bolígrafos, sobres de envío, papel, clips, grapadoras, cartuchos para impresora o cintas adhesivas son elementos muy comunes que sí o sí acabarás teniendo antes o después. Lo que no queda tan claro es que tengas material para realizar encuadernaciones. Es una labor que muchas empresas terminan externalizando y que a la larga les sale caro por diversos motivos: el primero es que si los trabajos que realizas para tus clientes te encargas tú mismo de personalizarlos y encuadernarlos te aseguras que queden perfectos; y lo segundo es un tema meramente de costes. Puede que si solo haces presentaciones dos veces al año no te compense ¿pero y si tienes que presentar proyectos un par o tres de veces el trimestre? Plantéate tener en tu oficina fundas, precintadoras, encuadernadoras y máquinas para poner anillas a tus trabajos.


¿Archivar digitalmente o archivar físicamente?

Depende del espacio con el que cuentes y del uso que le quieras dar a la información que manejas tendrás que comprar cajas archivadoras, carpetas colgantes, dossiers o fundas. Sea cual sea la opción que elijas la información debe estar ordenada y segura. Nuestro consejo: guarda la mayoría de la información en “la nube” o en un disco duro interno (con varias copias guardadas en lugares diferentes) pero jamás pierdas de vista tener copias en papel de lo fundamental. Por propia experiencia.

 

¿Realizas envíos frecuentes?

En otras secciones de El Magacín hemos hablado de la importancia de personalizar cajas y personalizar las bolsas para tu empresa. No se trata solo de cuestiones estéticas o de almacenaje, es cuestión también de hacer publicidad y reforzar la imagen de marca. Las cajas pasan de mano en mano y muchas veces se reutilizan para otras cosas. lo mismo pasa con las bolsas.
Ya lo sabes: no olvides escoger un espacio para las cajas y las bolsas, sean o no destinadas al envío. 

 

 

Artículos relacionados