Consejos para escoger tus pendientes

Aunque en materia de gustos no hay nada escrito, los cortes de pelo pueden ayudar a resaltar ciertos complementos. Entre ellos, los pendientes son las joyas que más se ven influidas por la elección del peinado, ya que este puede hacer que sobresalgan o pasen totalmente desapercibidos.


Existen numerosos consejos para escoger pendientes teniendo en cuenta la forma de tu melena. Por ello, hemos elaborado una entretenida guía con el fin de darte a conocer los mejores trucos para lucir estos divertidos complementos.

Table Of Contents

Pelo corto. ¿Quién dijo miedo?

Además de ser un corte más versátil de lo que la mayoría de las personas piensa, los pelos cortos son los que más lucen los pendientes. Elegir un par u otro dependerá en gran medida del evento al que acudamos y, por supuesto, de nuestro estilo personal.

Los cortes pixie lucen sofisticados si van acompañados de pequeños pendientes sencillos y elegantes. Entre las opciones más demandadas, las perlas, las estrellas o los diseños que apuestan por incorporar piedrecitas naturales son el toque chic que necesita el corte.

Sin embargo, el pelo corto también puede presentarte con un aspecto desenfadado, con tupés o incluso rizos. En estos casos, los pendientes grandes acompañarán al aspecto del rostro y le darán el look indomable que estabas buscando.

En el caso de celebraciones especiales, los pendientes alargados, concebidos para mimetizarse con el rostro ovalado, resaltarán más tus facciones.

Media melena. El lado más dulce

Hace unos años las medias melenas se pusieron de moda. A partir de ese momento, hemos visto este discreto corte con diversas variantes (color único, mechas californianas, colores blanquecinos…).

Pendientes para regalar

La media melena es el peinado que mejor encaja con cualquier estilo. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los complementos. Al tratarse de un peinado con una longitud media, los complementos deben seguir la misma premisa y no excederse ni en tamaño ni en color.

Los pendientes de tamaño mediano son perfectos para el corte bob o las medias melenas. En un peinado natural y sencillo, los pendientes deben ir acorde a esa sencillez. Por ello, los diseños con formas geométricas, dorados o plateados, encajan perfectamente en cualquier outfit.

Melenas largas. La rebeldía en los complementos

Hemos dicho que una de las ventajas del pelo corto tiene que ver con lucir pendientes en todo momento. Aunque las melenas largas caigan por encima del hombro, esto no significa que cubran las orejas. De hecho, nada más lejos de la realidad.

Las melenas largas ofrecen una gran cantidad de posibilidades en lo que a peinados sueltos se refiere. Flequillos, pinzas, horquillas o pañuelos son ejemplo de ello. Podemos jugar con estos complementos a la hora de lucir unos pendientes determinados.

Además, las melenas largas y los pendientes llamativos son el combo perfecto. En las bodas o eventos especiales, los peinados con la raya al lado y el pelo recogido detrás de la oreja permiten lucir pendientes de pedrería con gran elegancia.

Recogidos. Una cuestión de gustos

Todas, en alguna que otra ocasión, apostamos por recogernos la cabellera, ya sea en ocasiones especiales o en el día a día. Dependiendo de cada ocasión y del estilo por el que apostemos, algunos pendientes destacarán por encima de otros.

Los moños estirados, recogidos a modo de bailarina, transmiten delicadeza. Por ello, los pendientes dorados o plateados, sin grandes abalorios, son una apuesta que nunca falla. Si, por el contrario, decides soltar algunos mechones y apostar por un lado más fresco y divertido, los pendientes largos alargarán tu rostro y se adaptarán a la fisiología de tu rostro.


Las coletas altas, por su parte, son símbolo de rebeldía e indocilidad. Acompaña estos peinados con pendientes grandes, de colores vistosos y pedrería. Al tener el cabello recogido, este tipo de complementos llamarán la atención. Recuerda, eso sí, no sobrecargar el look con otros complementos llamativos, como colgantes.

En cuanto a los moños bajos, realizados con trenzas o mediante sencillos recogidos, los pendientes geométricos con pedrería de un único tono son la mejor apuesta. Este tipo de recogidos son sofisticados a la par que románticos, por lo que abusar de pendientes coloridos puede hacer caer el efecto del recogido.

Recuerda: La ocasión importa

Ya hemos visto los pendientes que favorecen a cada tipo de pelo. Sin embargo, no podemos terminar sin recordar la importancia de cada evento. Aunque, como hemos dicho, los gustos son tan variados como los colores, lo cierto es que la elección de cada par de pendientes debe ir acorde a otros factores, como la ocasión en la que lucirlos o el outfit que elijamos para cada ocasión.

Los pendientes grandes y llamativos, por ejemplo, son complementos para lucir con vestidos o trajes de noche. Por su parte, los look de oficina requieren pequeños detalles que no sobrecarguen y que transmitan seriedad.

Para terminar, solo queda lo más importante: que te guste lo que llevas y te sientas cómoda con ello. Si tienes más dudas siempre puedes coger más ideas en este artículo de ABC.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here