SUNDAY 09 DECEMBER 2018
El riesgo de banalizar la palabra nazi. El Magacín.

Hay más de una razón histórica para pensar que el término “nazi” no debería ser utilizado para definir personas, acciones, formas de pensar o procesos políticos que, en principio, no adhieren al “nazismo”. Sin embargo, en las redes sociales, esta costumbre se ha ido multiplicando. Se convirtió en una de las maneras preferidas de descalificar ideologías que, si se quiere, podrían resultar ajenas, extrañas o lejanas a nuestra forma de ser. ¿Qué fantasmas mueven a los hombres del siglo XXI, a remontar conceptos que debían haber muerto con su líder, en los estertores de la Segunda Guerra Mundial? 

El cabello rojo de Adán. El Magacín.dán

El cabello rojo de Adán

Los mitos antropogénicos son los que explican el origen de la humanidad. En el caso de la Biblia, este proceso aún encierra profundas incógnitas. Lo único que sale a la luz al leer el texto sagrado, es que tuvo lugar en un huerto al que el autor identifica como el Paraíso Terrenal.

Las nuevas minorías en las democracias latinoamericanas. El Magacín.

Es difícil determinar en qué momento se instauró un cierto estilo de pensamiento hegemónico en América Latina. Lo cierto es que un día, perpetuarse en el poder se convirtió, según un particular código ético desarrollado dentro de los diversos estados de la región, en una inaudita meta añorada por líderes elegidos, singularmente, dentro de la legitimidad de los parámetros democráticos.

Atentado de la AMIA en Buenos Aires en 1994. El Magacín.

La expiación: Atentado a la AMIA

El tema AMIA aún es una herida abierta, que resulta signo de un profundo dolor dentro del judaísmo, pero también para toda la sociedad argentina. Con estatus político desde los años 90, el tema deja entrever, por su propia esencia, una y otra vez la mirada de los diversos oficialismos de una manera oscura, con un matiz siempre dudoso y cercano a la sospecha. AMIA fue una mutual judía devastada en Buenos Aires por un acto terrorista que dejó, como saldo, 85 muertos.

Donald Trump y Adolf Hitler. El Magacín.

Cuando el ideario es reversible

Las sociedades, sobre todo en momentos de crisis, necesitan establecer la generación de un enemigo, confiriéndole un trasfondo conspirativo que hace de ese determinado grupo, interno o externo, el culpable de todos los males. Los judíos, gitanos y homosexuales para la Alemania Nazi, los protestantes para los católicos y viceversa en tiempos de la Reforma y la Contrarreforma. Los comunistas para la América de la posguerra o los capitalistas para los economistas posmodernos. 

Gafas de sol polarizadas Deraway

Suscríbete GRATIS a El Magacín