Esta vez quiero hablaros de Miravet, un pueblo que nos sorprendió muchísimo por su historia, su emplazamiento, y sobre todo por su castillo.

Miravet se encuentra en la provincia de Tarragona y es una de las poblaciones de Les Terres de l’Ebre, muy cerca de la sede de la popular Deraway, que cuenta con un patrimonio monumental de mayor interés, ya que fue centro de un importante legado de la orden del Temple. Como sede de la orden, el pueblo dispuso de varios edificios relacionados con ella, de los cuales sólo se conservan el castillo, que destaca por encima de todo, y un discreto embarcadero con cubierta de bóveda apuntada que penetra en el río, pero especialmente significativo por el hecho de que en Miravet abundaron los barqueros moriscos que dominaron la navegación del territorio en la época medieval.

Castillo de Miravet

Por otro lado, si visitamos este bonito pueblo, no debemos olvidarnos de ir a ver el llamado “Paso de la Barca”, que no deja de ser curioso, y aún más cuando uno descubre que se trata del único en todo el río Ebro que solamente utiliza la fuerza de sus aguas para desplazarse y que además se remonta a la época de los templarios, el siglo XII. Actualmente, son dos los llamados llaúdes (pequeñas y alargadas embarcaciones), que unidos por una plataforma de madera, permiten cruzar el Ebro a personas y vehículos de hasta 6 toneladas de peso.

Paso de la barca de Miravet

Paso de la barca de Miravet

El imponente castillo de Miravet

Vamos primero con un poco de historia

Los primeros restos que se encontraron en la zona donde hoy se encuentra el castillo, pertenecen a un asentamiento ibero del s. II a.C. Por otro lado, el rastro más antiguo del castillo andalusí apunta al siglo XI, que fue reformado y ampliado más tarde a finales de este mismo siglo, como medida de protección a la presión militar por parte de los condes de Cataluña, y del cual hoy podemos ver parte de esas construcciones en nuestra visita.

Castillo de Miravet

El castillo de Miravet, conquistado en 1153 por Ramón Berenguer IV, fue uno de los últimos enclaves islámicos de Cataluña, junto a Siurana. Se estableció una encomienda de la orden del Temple de la que dependían los castillos y términos de Gandesa, Corbera, Algars, Batea, Pinell y Rasquera. Sobre el castillo originario se edificó una nueva fortaleza, la que hoy podemos visitar, considerada una de las obras arquitectónicas defensivas más importantes de Europa por tratarse de un edificio en el que convergen las experiencias de los mundos cristiano e islámico. En ese momento, junto con Garden y Montsó, Miravet se convierte en una de las tres primeras casas templarias de la Corona de Aragón. En el proceso contra los templarios a principios del siglo XIV, que supuso su persecución y abolición, el castillo de Miravet tuvo un papel fundamental en la defensa contra las tropas del rey Jaime II. Después de un año de constantes asedios, el último comendador, Berenguer de Sant Just, capituló a finales de diciembre de 1308. Es entonces cuando el dominio de Miravet es controlada por la orden del Hospital, que se prolonga hasta el primer tercio del s. XIX.

Representación del castillo de Miravet en el siglo XIV

Representación del castillo de Miravet en el siglo XIV

Los hospitalarios abandonan el castillo de Miravet durante la guerra de Joan II, cuando en 1466 el Ejército real consigue conquistarlo.
Hasta el s. XIX el castillo fue sufriendo cambios para adaptarse al uso militar y ocupándose por las diferentes fuerzas alternadamente, hasta que en 1835 se vende a particulares.

Durante la primera guerra carlista el castillo de Miravet estuvo ocupado tanto por las tropas carlistas como por las liberales en diversas ocasiones, convirtiéndose finalmente en una fortaleza carlista, hasta que en 1875, durante la tercera guerra carlista, fue tomada por las fuerzas liberales.



Fue ocupado por las fuerzas franquistas durante la guerra civil española y finalmente, en 1990 el castillo fue donado a la Generalitat de Catalunya, que lo restauraría, lo declararía Bien Cultural de Interés Nacional y lo abriría al público.

La visita

Durante la visita al castillo se recorren, principalmente, los espacios del castillo templario de los s. XII y XIII, de estilo románico tardío, aunque en algunas zonas se evidencian restos arquitectónicos de la época andalusí, así como las nuevas construcciones que se fueron llevadas a cabo a partir del s. XVII.

El castillo se adapta a la topografía del lugar mediante la construcción de los recintos dispuestos en diferentes niveles. El recinto superior es el que alberga las estancias residenciales principales y más representativas, rodeando un patio de armas.

Plano del castillo de Miravet

Plano del castillo de Miravet

 

Siguiendo el recorrido marcado, visitamos primero el recinto inferior que fue probablemente un cercado de la época andalusí. En el recinto inferior encontramos:

1. La caballeriza

En realidad se desconoce su auténtica función pero dado a la importancia de los caballos en la vida de los templarios, se sospecha del uso de este espacio como caballeriza o almacén.

caballeriza

Caballeriza

2. Terraza inferior:

Ofrece unas vistas espectaculares sobre el pueblo.

Terraza inferior castillo Miravet

Terraza inferior

3. Terraza sur:

Junto al acantilado sobre el río Ebro, tenía una función de defensa para posibles ataques por ese lado del castillo.

Terraza sur castillo Miravet

Terraza sur

Seguimos nuestra visita hacia el recinto superior, que es el castillo propiamente dicho, y que distribuyéndose alrededor de un patio central, encontramos:

4. Cuerpo de guardia:

El acceso al recinto superior que, a través de un pasadizo, nos lleva al patio de armas, disponía de un pequeño espacio a la izquierda donde se situaba el cuerpo de guardia, los hombres armados que vigilaban el acceso al castillo. Justo delante podemos observar la cisterna.

Acceso al recinto superior

Acceso al recinto superior

5. Cisterna:

En la mayoría de castillos catalanes no les era posible excavar pozos debido al terreno rocoso sobre el cual eran construidos. La alternativa para el abastecimiento de agua en estos castillos, donde predomina el clima seco, era la construcción de cisternas talladas en la roca, que recogían el agua de la lluvia.


6. Patio de armas:

Se trata del espacio a partir del cual se organizan y comunican el resto de piezas del castillo. En este lugar podemos ver restos del muro original de la época andalusí.

Patio de armas castillo Miravet

Patio de armas

7. Cocina:

La cocina es una pieza fundamental para entender el día a día de los templarios, que comían carne tres veces por semana. Esta cocina daba de comer a todo aquel que habitaba el castillo, desde caballeros, hasta a los criados o esclavos.

Cocina castillo de Miravet

Cocina

8. Refectorio:

Se trata de una gran sala que sirvió de comedor común en la época de los templarios, donde durante las comidas se leían textos por parte de un sacerdote. Podemos observar en esta sala, restos de unas columnas, que al parecer son los cimientos del proyecto original, que debido a su mala ejecución hizo interrumpir la construcción del refectorio y se cambió la forma del futuro refectorio por uno más sencillo con un techo abovedado continuo.

Refectorio castillo de Miravet

Refectorio

9. Granero:

En la edad media la alimentación se basaba principalmente en los cereales y todos los castillos disponían de un espacio para la conservación del grano y su protección frente a los animales o las lluvias.

Granero castillo Miravet

Granero

10. Almacén:

Según documentación hallada, aquí se encontraba la cámara del comendador.

Almacén castillo Miravet

Almacén

11. Bodega:

A pesar de su nombre heredado de la edad media, se utilizó en el siglo XVII como prisión y dispone de una trampilla en el techo desde donde se les daba la comida a los reos.

Bodega castillo Miravet

Bodega

12. Galería:

A la cual se accedía, antiguamente, desde el patio central a través de una escalinata de madera para que fuera fácil de retirar en caso de asedio, y de esta forma proteger la parte noble. Hoy encontramos una escalinata de piedra fuera de uso.


13. Iglesia:

Lugar donde se celebraban las misas de los templarios.

Iglesia en el primer piso del castillo de Miravet

Iglesia en el primer piso del castillo de Miravet

14. Azotea:

A la azotea se accede desde una estrecha y desgastada escalera de caracol a pies de la iglesia.

Escalera de caracol

Escalera de caracol

Vídeo de la visita:

Información de interés

Coordenadas GPS:

41°02’08.6″N, 0°35’38.9″E


Horarios:

  • 14.12 a 29.02: 10:00h – 15:30h
  • 01.03 a 31.05: 10:00h – 17:00h
  • 01.06 a 30.09: 10:00h – 19:30h
  • 01.10 a 13.12: 10:00h – 17:00h

Cerrado:

  • Lunes no festivos
  • 25 y 26 de diciembre, y 1 y 6 de enero

Estos horarios pueden sufrir variaciones por lo que os recomendamos que los confirméis antes de vuestra visita. Teléfono de información del castillo +34 977 40 73 68

Lorena, arquitecta y aficionada al mundo de los blogs e internet. Una apasionada de los viajes, mochilera y creadora del blog de viajes viajaresvida.com

Artículos relacionados