Tabarnia Radio vuelve
Tabarnia Radio

Tabarnia Radio, la radio constitucionalista, recupera su nombre y reivindica su posición como punto de encuentro de la resistencia activa al separatismo catalán.


Nació junto a las reacciones ciudadanas al intento de golpe nacionalista de 2017.  Se forjó al calor de las manifestaciones del 8 de octubre y cristalizó en torno al fenómeno Tabarnia con la voluntad de cubrir la práctica ausencia de medios audiovisuales constitucionalistas en Cataluña. La radio ha sido su inicio, aunque reconocen sin tapujos que su ambición va más allá: Ofrecer al constitucionalista un espejo de la sociedad catalana que los medios nacionalistas les niega: abierta, bilingüe y sin fronteras.

Es por ello que desde el primer día emiten su programación en castellano, pero en su web ofrecen los contenidos en español, catalán e inglés, pues opinan que ser tabarneses también comprende ser catalanes, españoles y europeos, y que ninguna cultura ni lengua debe ser prohibida.

Su iniciativa se concretó en 2018 a partir de una llamada que buscaba colaboradores para una radio constitucionalista. Fue una llamada modesta que apenas apareció en algunos portales de internet, pero muchos respondieron. Voces valientes como las de la mosso d’esquadra constitucionalista Inma Alcolea o el polémico policía y youtuber Jandro Lión, que acabaron colaborando con secciones propias. El partido político Izquierda en Positivo, de izquierdas y constitucionalista (sí, eso existe) entró en parrilla con dos programas semanales y poco a poco fueron sumándose secciones de humor y magazines, incluso desde Sevilla, donde los colaboradores de Tabarnia Radio lograron abrir otro estudio para apoyar al de Barcelona, lo que aportó valores como los de Juan Carlos Lobo y Oscar Fernández.


Durante un tiempo parecieron haber desaparecido, aunque en realidad no dejaron de emitir ni un solo día, pero ciertas jugadas malintencionadas de ciertos oportunistas forzaron a esta emisora constitucionalista y rebelde a cambiar temporalmente su denominación (pese al apoyo de los propios creadores de Tabarnia), por lo que pasaron a llamarse Onda Layetana, pero lo que nunca cambió es su espíritu. Así que, sorteando tanto los boicots como la falta de subvenciones propia de cualquier medio que no le baile el agua al nacionalismo continuaron reinventándose y batallando en las ondas, en su web y en las redes sociales, incorporando nuevos temas y nuevos talentos como Eva Higueras y Pilar Barriendos. Humor, actualidad, espacios en vídeo, secciones de opinión, análisis de nuestra historia e incluso fenómenos extraños y misteriosos en “El Umbral de la Duat”.

La pandemia que hoy nos asola les atrapó en mitad de su segunda temporada y tuvieron que suspender las emisiones de radio y refugiarse en su gaceta digital y en las redes sociales, pero una vez más se reinventaron y desde sus balcones produjeron los vídeos monográficos de su serie #pospandemia y la minirevista satírica Layetania Today, que ahora cambia su nombre por TabarNius.


Porque la justicia en España lleva su tiempo pero siempre llega, así que los conflictos han quedado atrás y la ley está del lado de la legitimidad. Tabarnia Radio puede finalmente usar su nombre y vuelve para demostrar que son más necesarios que nunca y que aún tienen mucho trabajo por delante.

Y no pueden hacerlo en mejor momento. El nacionalismo catalán ya se ha quitado la careta. El sectarismo está al descubierto, el expansionismo y la represión lingüística ya no se disimulan y muchos que antes callaban, como las grandes universidades catalanas, denuncian ya abiertamente el control totalitario que el nacionalismo intenta ejercer. La gente ya no tiene miedo a que los totalitarios la llamen “fascista” porque el fascismo se demuestra con hechos y hoy día esos hechos no están en el lado constitucionalista. Las máscaras han caído y el aire, por decirlo de alguna manera, empieza a oler a Tabarnia.

Quedan por tanto para los nacionalistas las luchas fraticidas y las pugnas por los nombres (¿alguien ha dicho JxCAT?). Vuelve la resistencia de la alegría, la constatación de algo que no es una aspiración sino una realidad. Vuelve Tabarnia y vuelve su radio, y no lo podían hacer en mejor momento. Podéis visitar su web y escucharles online en el siguiente enlace:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here