Hubo un tiempo en el que los más pequeños de la casa, y los que no lo eran tanto, soñaban con convertirse en un personaje de los que plagaban sus tebeos. Esos que en apenas un par de viñetas salvaban al mundo en más de una ocasión, al tiempo que llevaban una  segunda vida de lo más normal con sus familiares y amigos. Spiderman, Superman, Capitán América, Hulk, Wonder Woman. Cada uno tenía su preferido pero todos ellos ansiaban lo mismo: ser un superhéroe como los protagonistas de sus historias favoritas.

Con el paso de los años, las vidas de esos superhéroes pasaron de las páginas de los cómics a las de un guion, y de ahí a la pequeña y a la gran pantalla. Su éxito fue considerable, pero pronto aquellos niños se hicieron mayores y los personajes que salvaban el mundo en mallas dejaron de interesar al gran público. Así, las historias de superhéroes que triunfaron entre los 50 y los 80 pasaron a mejor vida. Hasta el inicio del nuevo siglo, cuando una pandilla de mutantes incomprendidos llegó para darle una nueva oportunidad al género. Aquellos X-Men que Bryan Singer estrenó en los años 2000 supusieron un punto de inflexión en la cinematografía norteamericana, que vio en el universo fantástico de los superhéroes un nicho de mercado por explotar, esta vez de manera más intensa. El éxito de la cinta, que con un presupuesto de 75 millones de dólares recaudó más de 200, confirmó que los humanos con poderes habían llegado para quedarse. Así, la película contó con hasta cinco secuelas: X-Men 2X-Men: La decisión finalX-Men Orígenes: Lobezno, que cuenta con uno de los cameos más sonados como fue el del jugador de pókeDaniel NegreanuLobezno inmortalX-Men: Días del futuro pasado y Logan. Por si esto fuera poco, también pudimos conocer los inicios de estos mutantes gracias a X-Men: Primera Generación X-Men: Apocalipsis. A todas ellas se le sumarán el próximo año dos nuevas entregas: Los nuevos mutantes X-Men: Dark Phoenix.

Los mutantes sentaron un precedente y pronto comenzaron a producirse numerosas películas cuyos protagonistas poseían poderes con los que muchos hemos fantaseado en la vida real. SpidermanHulk Daredevil fueron los siguientes de una lista que no ha dejado de crecer hasta hoy. De hecho, la pasión por los superhéroes llegó incluso hasta el mundo de la animación. ¿Quién no recuerda a aquella entrañable familia de 5 miembros que luchan por pasar desapercibidos en una sociedad en contra de los humanos con poderes? Los increíbles llegaron a la gran pantalla de la mano de Pixar, con la que cosechó nada menos que 633 millones de dólares y dos estatuillas de la Academia. Ahí es nada. A pesar del tremendo éxito que la cinta consiguió entre la crítica y el público, Pixar jamás mostró la intención de hacer una segunda parte. Pero al igual que ocurrió con la icónica Toy Story, el estudio supo ver la necesidad de darle un final justo (o quizás abrir un nuevo inicio) a la aventura de los que fueron sus primeros personajes humanos. Así, en agosto de 2018, 14 años después del estreno de Los increíbles, llegará a los cines de todo el mundo la tan ansiada secuela. En esta nueva entrega veremos a una Elasti-Girl que retoma sus funciones como heroína mientras Mr. Increíble se queda al cuidado de la casa y los niños, una tarea para la que sus superpoderes no le ayudarán demasiado. De entrada la trama promete.

Sin embargo, hablar de superhéroes nos lleva obligatoriamente a hablar de Marvel y de su archiconocido MCU (Marvel Cinematic Universe). Hace tan solo diez años que Marvel Studios vio la luz de la mano de Kevin Feige pero en vistas al enorme número de filmes que han estrenado desde entonces, 19 si contamos la recién estrenada Vengadores: Infinity War, esta cifra parece quedarse corta. En 2008 se iniciaba la aventura marvelita con el estreno de Iron Man, una película que estaba llamada al fracaso desde su propia concepción para muchos expertos: el protagonista era un héroe segundón interpretado por uno de los actores más polémicos de la época, Robert Downey Jr. Por si esto no fuera suficiente, el presupuesto con el contaban era irrisorio para una producción del género. Sin embargo, contra todo pronóstico la cinta convenció entre el público y a ésta le siguieron El increíble Hulk, todo un desastre en taquilla, la secuela de Iron Man y Thor, dirigida por nada menos que Kenneth BranaghCapitán América: El primer vengador Los vengadores completarían la conocida como primera fase de Marvel Studios.

La segunda arrancó en 2013 con el estreno de la tercera entrega de Iron Man, a la que le siguieron Thor: El mundo oscuroCapitán América: El soldado de invierno, Guardianes de la Galaxia -la cual fue toda una sorpresa en beneficios-, Los vengadores: La era de Ultrón Ant-Man.

En la actualidad nos encontramos en la tercera fase del proyecto, que vio la luz en 2016 con Capitán América: Civil War, a la que le siguieron la exitosa Doctor Strange, la segunda parte de la tropa intergaláctica Guardianes de la Galaxia Vol.2Spider-Man: Homecoming, una tercera entrega del dios nórdico con Thor: Ragnarok y Pantera Negra. A todas ellas debemos sumarle la recién estrenada Vengadores: Infinity War y la próxima Ant-Man y la Avispa, que llegará a las salas en julio de este año. A esta tercera fase todavía le quedarían dos cintas por estrenar y queda una cuarta fase que cuenta, de momento, con tres títulos en pre-producción.

El rival directo de Marvel, DC Comics, tampoco se ha quedado atrás y en la última década ha ofrecido a los fans del género grandes títulos como Batman Vs SupermanLiga de la JusticiaEscuadrón SuicidaLinterna verdeEl hombre de acero y Wonder Woman. Ésta última, por su parte, marcó un antes y un después en el género ya que por primera vez el protagonismo recaía sobre una mujer y la cinta estaba dirigida, cómo no podía ser de otro modo, por otra mujer. De hecho Marvel no ha dejado escapar la oportunidad y pronto llegará a los cines Captain Marvel, protagonizada por Brie Larson en el papel de Carol Danvers y dirigida por Geneva Robertson-Dworet.

Otra que también lleva años esperando por su película en solitario es la Viuda Negra, el personaje interpretado por Scarlett Johansson, aunque por el momento parece que el proyecto sigue parado. Con Brie Larson tendremos más suerte y es que para verla en Captain Marvel tan solo tendremos que esperar al año que viene, pero que los fans del género no se apenen, que hay muchos estrenos por llegar: el 18 de mayo verá la luz Deadpool 2, la segunda entrega del mercenario que de nuevo contará con la tan temida calificación R, el 4 de julio lo hará la ya mencionada Ant-Man y la Avispa, y el 3 de agosto se estrena Los increíbles 2, cerrando el ciclo estival.

Habrá que esperar hasta octubre para volver a ver una producción de superhéroes, aunque este caso el protagonista es el villano. Venom, basada en el antagonista de Spiderman, se estrenará el 5 de octubre. Cerrando el año llegará Aquaman, cuyo estreno está previsto para el 28 de diciembre. ¿Quién dijo que las historias de los cómics ya no se llevaban?

Artículos relacionados