El Yorkshire es una raza originaria de Inglaterra creada por y para las clases trabajadoras, pero que por su hermoso pelaje se ha convertido en estrella de las exposiciones caninas. Es un perro valiente, intrépido y hogareño, pero si estás buscando un perro tranquilo el Yorkshire Terrier no es una buena elección. Es una raza enérgica, que le gusta ladrar y necesita atención. A los dueños que se atreven a aceptar estos requisitos y que se terminan convirtiendo en fanáticos de esta raza se les conoce como “yorkies”.