Origen del brindis.
Al brindar se suelen chocar las copas de vino

Se le llama brindis a la acción de chocar dos recipientes llenos de bebida, usualmente vasos o copas y después consumir el líquido que haya en el interior. No importa el tipo de bebida que haya siempre y cuando sea alcohólica. Lo normal en España y en todos los países de habla hispana es comprar vino tinto. Hoy explicaremos el origen del brindis.


Según algunos estudiosos el origen del término “brindar” viene del alemán “trinken”, que significa beber, y cuando esta acción va acompañada de un discurso previo, usamos las expresiones “brindis”.

Lo normal es que los brindis se produzcan en momentos de celebración como bodas, inauguraciones, ascensos, cenas y comidas especiales (nunca en desayunos). Es también habitual acompañar el brindis con un deseo, un recuerdo a las personas que ya no están, promesas o agradecimientos.

¿Cuál es el origen del brindis?

Está demostrado que ya en tiempos del Imperio Romano había costumbre de brindar, y también en tiempos de los griegos, aunque no exactamente de la misma manera que lo hacemos hoy. Lo hacían durante ritos religiosos en honor a los dioses y a los muertos, y terminaban sus discursos con la frase “¡larga vida!” o “¡salud!”, costumbre que todavía hoy se mantiene sea cual sea el idioma en el que se hable.

Se brinda con cerveza en los países del norte de Europa, una bebida que se sabe con seguridad que en el antiguo Egipto ya existía. En cambio los griegos romanos y en general en toda la cuenca mediterránea es más habitual brindar con distintas variedades de uva, pues el vino sustituía a la sangre en los sacrificios a modo de libaciones.

Con el tiempo se añadieron tradiciones como la de mirar a los ojos al segundo comensal y la de chocar las copas.

Aunque no está confirmado, se dice que la razón de chocar las copas era para que el líquido se derramara de unos recipientes a otros, de tal forma que si alguien trataba de envenenar a un invitado esa persona también estuviera en riesgo. De ahí la importancia de mirar a los ojos (para asegurarse que todo el mundo bebe), y que estuviera mal visto no brindar o brindar con agua (para no evitar ser envenenado).

Se atribuye a Daniel Lacotte la hipótesis del derramamiento del líquido en otras copas, porque lo cierto es que ninguna fuente de la Edad Media menciona este hecho, por muy pausible que pueda parecer.

El brindis en Francia

En Francia, imitando el sonido de las copas, el brindis se suele hacer pronunciando “tchin-tchin”, hoy en día solo se tocan los vasos una vez, pero seguimos diciendo «tchin» dos veces. En Estados Unidos y Canadá esta costumbre se ha cambiado por simplemente levantar el brazo y pronunciar “¡Tchin tchin! sin chocar copa alguna.El origen de la expresión “tchin tchin” se supone que viene de China y la trajeron los soldados franceses allí destinados. “Ging qing” en chino significa por favor, cosa que se asemeja mucho al ruido de las copas al chocar. También en el dialecto cantonés de Pidgin, «tsing tsing» significa hola. Sea como fuere la expresión “tchin-tchin” antes de brindar se ha hecho mundialmente famosa y ha partido de Francia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here