Desde hace algunos años no hay habitación de bebé que se precie que no tenga vinilos infantiles en la pared. Es una moda que ha venido para quedarse. Lo cierto es que tiene muchas ventajas respecto a costumbres decorativas anteriores. Hoy vamos a hacer un breve repaso de cómo hemos llegado hasta aquí y por qué los vinilos están teniendo tanto éxito.