Por qué la bicicleta es el mejor medio de transporte para desplazarse por la ciudad
El mejor medio de transporte para desplazarse por la ciudad

Nuestra sociedad está atravesando muchos cambios, y uno de ellos es el de la movilidad urbana. En ciertos países la bicicleta está consolidada como uno de los medios de transporte más populares, y esta tendencia se extiende poco a poco. En nuestro país, además, la conjunción entre las nuevas infraestructuras y el clima convierten a la bicicleta en la mejor opción para moverse por la ciudad. Son muchas las ventajas que nos ofrece pedalear para desplazarnos por la ciudad. Por eso, a continuación, vamos a detallar las 5 más importantes.





Es un medio de transporte sostenible

Si algo se ha demostrado a lo largo de la historia de la bicicleta, es que se trata de un medio de transporte práctico, que contribuye a la protección del medioambiente. Desde su concepción, a principios del siglo XIX, su uso se extendió rápidamente en los entornos urbanos. En 1949 se convirtió en el medio de transporte más popular de China, lo que ha contribuido a mantener a raya la emisión de gases contaminantes en un país tan poblado. Hoy en día, las ciudades más avanzadas de Europa y EE. UU. ofrecen un apoyo activo y directo al ciclismo, y han permitido la creación de redes de carriles bici para facilitar su uso.

Aporta beneficios físicos

Bicicleta aparcada en una ciudad
Bicicleta aparcada en una ciudad

Resulta más que evidente afirmar que el uso de la bicicleta implica la realización de un potente ejercicio cardiovascular que nos ayuda a quemar calorías. Pero es que también nos puede brindar otros muchos beneficios físicos: ayuda a tonificar los músculos, fortalece la espalda, e incluso previene lesiones de rodilla. Además, ir en bici nos ayuda a mantener el corazón fuerte, por lo que se reduce, hasta en un 50 %, el riesgo de padecer problemas cardíacos.

Es más económico

Si queremos encontrar otra razón de peso para elegir la bicicleta a la hora de desplazarnos, solo hemos de pensar en el ahorro. Y es que se trata de un medio de transporte muy barato que, además de reducir los tiempos de desplazamiento, nos permite ahorrar en mantenimiento y en combustible. De hecho, se estima que gastaremos hasta 30 veces menos que si adquirimos y mantenemos un coche.

Les devuelve la ciudad a las personas

Bicicleta en una acera urbana
Bicicleta en una acera

Otra de las ventajas de la bicicleta, frente a otros medios de transporte, es que contribuye a reducir el estrés urbano. Después de todo, una bicicleta es un vehículo muy reducido que ocupa muchísimo menos espacio que un coche, lo que se traduce en una mejora en la movilidad. También representa una reducción en la contaminación acústica. Por otro lado, el uso de la bicicleta contribuye, de forma positiva, a mejorar la comunicación entre los ciudadanos. Se trata de una actividad más social que conducir un coche, e invita a la interacción entre ciclistas o con los peatones. Todo esto, a su vez, hace de la ciudad un entorno más amigable.

La bicicleta aporta seguridad

Las apariencias engañan. Aunque se tiende a pensar en que el ciclista está más expuesto a los peligros de la carretera, lo cierto es que este es un medio de transporte muy seguro. Los estudios han demostrado que el índice de accidentes en bicicleta es muy inferior al que sufren los coches, y la proporción llega a ser de 2 bicicletas accidentadas por cada 100 coches.

Montando en bicicleta en familia
Montando en bicicleta en familia

Por otro lado, cuanta más gente se desplaza en bicicleta, menos lo hace en vehículos a motor. De este modo, el crecimiento de su uso provoca, de forma indirecta, que la cantidad de accidentes se vea reducido notablemente. En conclusión, la bicicleta es un vehículo económico y sostenible, que nos ofrece la posibilidad de cambiar el estilo de vida de las ciudades de forma positiva, y que nos permite desplazarnos mientras cuidamos de nuestra salud. Es un elemento con una larga historia, sí; pero también es, sin duda, el vehículo del futuro.


Quizás te interese conocer la evolución de la bicicleta en la historia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here