Siempre he sido una inconformista. Considero que uno merece vivir la vida como realmente quiere, sin trampas ni cartón, sin hacer las cosas porque lo dicta la sociedad o por presión, en definitiva ser sincero con uno mismo, y sea lo que sea lo que se tenga en mente, ir a por ello.