Qué ver en Bergen en dos días
Bergen: una de las ciudades más importantes de Noruega

Aunque con una población no superior a la de Gijón, Bergen es la segunda ciudad más habitada de Noruega y también una de las más turísticas. Situada en el oeste del país, en la provincia de Hordaland, de la que es capital, es conocida como «la ciudad de las siete montañas» por ser ese el número de elevaciones que la rodean. Te explicamos qué ver en Bergen en dos días.

Además de su bella arquitectura y gran animación, Bergen es uno de los principales destinos turísticos de Noruega por ser la puerta de entrada a los celebérrimos fiordos noruegos. Su puerto, el más importante de Escandinavia, gestiona tanto la entrada de mercancías (el 50% de las que entran en Noruega por vía marítima) como de la mayor parte de los cruceros turísticos que se dirigen a los fiordos. 

Sin duda, visitar Bergen es una de las actividades ineludibles a la hora de viajar a Noruega

¿Qué ver en Bergen en dos días?

A pesar de ser la segunda urbe del país, Bergen no supera los 300.000 habitantes, lo que le proporciona esa calidez y cercanía propia de las ciudades pequeñas. Su pasado vikingo se diluye en una ciudad vanguardista llena de rincones con encanto y una estupenda oferta cultural, lo que unido a su cercanía a algunos de los mejores fiordos de Noruega hace que viajar a Bergen sea todo un placer.

Son muchos los lugares que merece la pena visitar en esta colorista ciudad. Te mostramos algunos de ellos. 

Las zonas más atractivas que ver en Bergen en dos días

Bergen, Catedral de Olaf
Bergen, Catedral de Olaf

Una de las mejores zonas para empezar una visita a Bergen es su centro histórico. No te llevará mucho tiempo porque no es muy grande, pero sí lleno de encanto. Todas las calles y callejuelas que rodean la Catedral de Olaf son una preciosidad y están cuidadas. Incluso el McDonald ́s está integrado en una coqueta casa de madera con ese estilo arquitectónico propio de los países nórdicos que a los meridionales nos recuerda a casas de muñecas (curiosamente, la obra fundamental del más famoso autor teatral noruego, Henrik Johan Ibsen, se llama Casa de muñecas).

El barrio de Bryggen es el más emblemático de la ciudad, el que luce en buena parte de sus postales turísticas. Declarado Patrimonio de la Humanidad, se caracteriza por su ubicación frente al muelle (Bryggen en noruego significa muelle), sus coloristas casitas de madera, en su mayor parte pintadas en tonos blancos, amarillos y rojizos, y por los pasadizos existentes entre sus edificios, que conducen hasta las callejuelas interiores. Al ser una de las zonas más visitadas de la ciudad cuenta con numerosos restaurantes y tiendas. 

Barrio de Bryggen
Barrio de Bryggen

Al otro lado del muelle se encuentra la península de Nordnes, menos visitada que Bryggen pero igualmente bonita con sus casas de colores y sus calles empedradas. Algunos de los rincones más atractivos de esta zona son la Iglesia Parroquial de Nykirken, la fortaleza de Frederiksberg, el Acuario de Bergen y el Nordnes Park.

Por último, si quieres sentir el latido de la ciudad no debes perderte la Plaza Torgallmenningen, el lugar de encuentro más importante y animado de Bergen, con numerosos bares, restaurantes, comercios y donde es habitual la presencia de artistas callejeros y músicos. 

Los miradores de Bergen

Miradores de Bergen
Miradores de Bergen

Las zonas del punto anterior son visitas ineludibles si quieres conocer el interior de Bergen, pero si lo que buscas es tener una panorámica más completa de sus muchos tesoros lo mejor es que te dirijas a alguno de los miradores de sus famosas siete colinas.

El más conocido es el Mirador del Monte Floyen, al que puedes subir en una de las grandes atracciones de la ciudad, el Funicular Fløibanen, o a través de una agradable caminata de no más de una hora de duración por un bonito sendero. En la cima encontrarás varias zonas recreativas, un centro de visitantes con una plataforma de observación, una tienda de souvenirs y un puesto de comida rápida. 

Menos conocido es el Mirador del Ulriken, la montaña más alta de las que rodean Bergen, al que se puede subir en otro funicular, el Ulriksbanen. En la cumbre hay varios telescopios y un restaurante.

Por último, tienes el Mirador del Monte Løvstakken, con unas vistas maravillosas pero al que hay que subir caminando por no tener funicular. Una elección perfecta para los aficionados al senderismo. 

Los templos de Bergen

Templos de Bergen
Templos de Bergen

El 70% de los noruegos profesan la religión cristiana luterana, siendo la segunda confesión más importante la católica, seguida por el 3% de la población. Bergen cuenta con numerosos templos, entre los que destaca la ya mencionada Catedral de San Olaf (Bergen Domkirke), de culto luterano y estilo gótico (fue construida a mediados del siglo XII). Su esbelta torre de 60 metros de altura es el punto de referencia del centro histórico de la ciudad. 

Aún más grande que la catedral es la Johanneskirken o Iglesia de San Juan, situada en la zona de Sydnes y que fue construida a finales del siglo XIX en un estilo neogótico. Entre los tesoros que alberga en su interior brilla con luz propia su impresionante órgano, cuyo sonido celestial hace que en el templo se celebren muchos conciertos. 

Otros templos que merece la pena visitar son la la mencionada Iglesia Parroquial de Nykirken, en la península de Nordnes, la Iglesia de Santa María, en Bryggen, la pequeña Iglesia de Korskirken, en el casco antiguo, y la Iglesia de madera de Fatoft, a unos 5 kilómetros del centro de Bergen. 

Qué museos ver ver en Bergen en dos días

Museo de Bergen. Qué ver en Bergen en dos días
Museo de Bergen

La segunda ciudad de Noruega posee una excelente oferta cultural, entre la que destacan sus muchos museos. 

El más reconocido es el Museo KODE, un complejo cultural que nació en 2007 de la unión de 5 grandes museos y que está formado por cuatro grandes edificios del Paseo Rasmus, frente al Lago Lille Lungegardsvann. Sus colecciones, con más de 45.000 obras incluyen cuadros, esculturas, arte decorativo, porcelana…

También son de destacar el Museo Hanseático, donde se recrea la vida de los comerciantes medievales, y el Gamle Bergen, un museo al aire libre situado en las afueras de la ciudad que recrea la forma de vida de los berguenses durante los siglos XVIII y XIX a través de sus más de 40 casas tradicionales.

Visitar Bergen te permitirá conocer los lugares que te hemos hemos señalado y otros tan interesantes como la Fortaleza de Berenghus, una de las construcciones defensivas más importantes de Noruega, el Fisketorget o Mercado del Pescado, uno de los mejores sitios tanto para comprar comida como para degustar, o el Parque Byparken, uno de los espacios naturales más encantadores y románticos del casco urbano. Te sorprenderá todo lo que te puede ofrecer esta pequeña y acogedora ciudad.

¿Te queda alguna duda de qué ver en Bergen en dos días? déjanos un comentario y te responderemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí