¿Qué pasaría si por motivos de trabajo o estudios tuvieras que mudarte, siendo menor de edad, fuera de tu país y quisieras seguir practicando tu deporte preferido? Según la FIFA no podrías. Cada temporada, varios niños viven esta frustrante circunstancia, viendo truncadas cosas tan fundamentales como la integración en su nuevo país.