¿Se imaginan al PP catalán votando a favor del derecho a decidir y a ERC en contra? No se lo imaginen porque ya ha pasado en Cataluña, concretamente en Cerdanyola del Vallès.