Hoy vamos a hablar de un fenómeno que ha venido para quedarse: la proliferación de clínicas con tratamientos estéticos no quirúrgicos y la aparatologia de estética española. Una tendencia que ya se ha había popularizado en Estados Unidos hace casi una década y que se está extendiendo en España a pasos agigantados.

Uno de los tratamientos más populares es la eliminación de grasa localizada, que solo en Estados Unidos ha aumentado un 50% en solo dos años, mientras que el aumento de glúteos ha crecido en el mismo periodo un 110% (según la American Society for Aesthetic Plastic Surgery)

En España apenas quedan ya grandes núcleos de población sin centros de estética, y es que el público ha perdido definitivamente el miedo y la vergüenza de dar el paso y mejorar su aspecto (y su salud) mediante una intervención médico-estética. Querer mejorar tu aspecto y sentirte mejor contigo mismo, utilizando las nuevas técnicas que la tecnología nos ofrece, ha dejado de ser un tabú social. Máxime cuando los precios se han ido ajustando y se ha demostrado la eficacia de los tratamientos.

Paula Echeverria en la playa en bikini. El Magacín.

Son muchas las famosas españolas que han optado por realizarse mejoras estéticas

 

Las técnicas estéticas no invasivas

Lo que ha producido este aumento espectacular de las intervenciones es la aparición de nuevas técnicas no invasivas, que no requieren de procedimientos quirúrgicos, lo cual reduce los riesgos de complicaciones (como ni cicatrices o infecciones) y anima a los pacientes a realizarse mejoras estéticas como peeling químicos, microdermoabrasión o inyección de botox.

Entre las mejoras estéticas que sí necesitan intervención quirúrgica está el aumento de senos, que sigue liderando el “ranking” pero que pierde peso frente a otras como las liposucciones o la cirugía en nariz o párpados.

Clínica de aumento de pecho en Barcelona. El Magacín.

 

Tecnología de estética profesional made in Spain

Una de las empresas culpables de la buena salud de las intervenciones médico-estéticas en España es la empresa catalana Novasonix, ubicada en Granollers, y dedicada al diseño y fabricación de aparatos estéticos de alta tecnología, cumpliendo los más estrictos estándares de calidad de ISO en estética y medicina. Su intención es conseguir una regeneración interna y una restauración de las funciones celulares mejorando visiblemente la salud y belleza de sus pacientes.

Algunos de los aparatos que han lanzado al mercado son:

  • ADIPOSHOCK: Que se encarga de reducir la inflamación e incrementa la microcirculación. Funciona con ondas de presión por ultrasonidos de alto impacto.
  • ADIPOSHAPE: Diseñada para estilizar, modelar y reducir el contorno.
  • DERMAPLUS: Que es un sistema avanzado para el tratamiento facial. Lifting, rejuvenecimiento, corrección del óvalo facial y reafirmación de cuello y escote.
  • ADIPOCARE PLUS: Que se utiliza para el tratamiento bioestimulante liporeductor. Es una tecnología no invasiva de ondas de ultrasonido aplicadas a la reducción de grasas localizadas.
  • ADIPOCARE: Es un láser dual que reduce la silueta, sin crear alteraciones.
  • SONOSHOCK: Sirve para crear ondas de presión para un modelado natural. Utiliza una tecnología no invasiva de ondas de ultrasonido aplicadas a la reducción de grasas localizadas.

Así que ya lo sabes, si alguna vez pensaste en realizarte una mejora estética ahora es el momento. Nunca como ahora había sido tan fácil y seguro.

Artículos relacionados