Qué son y cómo funcionan las persianas de seguridad
Qué son y cómo funcionan las persianas de seguridad

Podemos encontrar muchas alternativas para proteger nuestra vivienda y negocio. Por ejemplo, tenemos las rejas para ventanas, puertas y cristales, cristales blindados, etc. y, por supuesto, lo que se denominan las persianas de seguridad o antirrobo. Por eso, en este artículo os hablamos de qué son y cómo funcionan las persianas de seguridad.


¿Qué es una Persiana de Seguridad?

Este producto es un elemento de protección para viviendas y negocios que, al mismo tiempo que cumple las funciones de persiana convencional, también son un instrumento de seguridad en puntos débiles que pueden ser centro de entrada para ladrones u okupas. 

Gran parte de su efectividad procede de los materiales con los que están fabricadas y que son más resistentes frente a agresiones y manipulaciones, así como duraderos al paso del tiempo y las inclemencias climatológicas.

¿Cómo funciona una Persiana de Seguridad?

Una persiana convencional bajada no es sencilla de levantar o manipular desde el exterior, pero sus materiales no son muy resistentes y, en caso de tener herramientas adecuadas, pueden terminar rompiéndose.

Sin embargo, las persianas de seguridad son más pesadas y resistentes, por lo que un intento de manipulación desde el exterior es más complicado. Esto hace que sea segura, ya que están formadas de aluminio de extrusión o acero galvanizado.

Una vez bajada, esta persiana resistente debido a su peso, es complicada de levantar y se suele instalar con un motor para poder subirlas y bajarlas con facilidad.

Sin embargo, si buscamos aún mayor seguridad, podemos escoger persianas de seguridad autoblocantes, que funcionan mediante un sistema de varillas intermedias en su estructura que, al intentar abrirla, las lamas se bloquean y es imposible alzarlas (incluso si se usa una palanca). Necesitan una instalación más compleja, puesto que hay que anclar guías a la pared y han de ser motorizadas para subirlas y bajarlas con comodidad.

Tipos persianas de seguridad 

En el mercado podemos encontrar muchos tipos de persianas de seguridad que se pueden clasificar en función de la apertura y cierre o los materiales que las componen. Las más usuales en locales y viviendas son: 

  • Persianas de aluminio. Es una de las más utilizadas actualmente. El aluminio dota de mayor resistencia a los intentos de acceso desde el exterior. Se pueden añadir elementos blocantes.
  • Con elementos blocantes. Es un tipo de persiana fabricada con materiales convencionales, pero añade un sistema que bloquea el acceso desde el exterior. Esta persiana se puede usar normalmente sin que se note que es de seguridad, pero, si se intenta abrir desde fuera, se bloqueará impidiendo el acceso. 
  • Láminas dobles. Son las mejores en caso de necesitar proteger la entrada a un garaje o zona exterior de grandes dimensiones como ventanales o puertas. Funcionan en cuanto que dan mayor seguridad y pueden ser personalizadas con diferentes acabados para mejorar la estética del hogar.

¿Qué ventajas tienen las persianas de seguridad?

Las persianas de seguridad contienen ventajas como son:

  • Son una buena alternativa en casas bajas y locales, ya que pueden disuadir a potenciales ladrones, no permitiendo el acceso al interior, pero tampoco al exterior.
  • Son estéticamente parecidas a las persianas convencionales. En la instalación no se añaden elementos extras en la apariencia externa de la vivienda o edificio. Hoy en día podemos encontrar persianas de seguridad con diferentes colores y diseños.
  • Su instalación es muy sencilla y no requiere apenas obras, solo su colocación y ajuste. Se instalan en los mismos cajones que las persianas tradicionales, por lo que no ocupan un espacio extra.
  • Están compuestas por materiales como el aluminio que son más resistentes y duraderos que el PVC y que hace que las persianas sufran menos averías y tengan una mayor vida útil, así como soportar las inclemencias del tiempo.
  • Pueden proteger el interior de los hogares de la climatología adversa y los cambios de temperatura. Al estar cerradas crean un aislamiento eficaz, suponiendo un ahorro energético eficiente.

¿Qué desventajas tienen las persianas de seguridad?

Tal y como tienen ventajas, las persianas de seguridad también poseen desventajas que tenemos que tener en cuenta:

  • Resultan más costosas que las persianas convencionales. Si bien es cierto que hoy en día son más asequibles y convenientes de instalar, aunque el precio sigue siendo superior a las tradicionales.
  • Al estar fabricadas de metal, tienen un peso mayor que las convencionales, aunque esto se puede solucionar mediante la instalación de motores que permiten subirlas y bajarlas sin apenas esfuerzo.

Como hemos podido ver, las persianas de seguridad suponen grandes ventajas en materia de seguridad y durabilidad. Por lo que, si tienes una casa, un piso de planta baja, un garaje o un negocio, puede serte de mucha ayuda este elemento considerado como un elemento más de alta seguridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here