Por qué usar lentillas de uso diario

Las lentillas de uso diario son una de las muchas opciones que encuentran en el mercado aquellas personas que necesitan una ayuda para poder ver correctamente. Las clasificaciones existentes de los distintos tipos de lentes de contacto son muchas: atendiendo al material con el que están fabricadas, según su tiempo de uso, dependiendo del tipo de dolencia que corrigen, etcétera.


Cada persona tiene sus propios motivos para elegir un tipo de lentes de contacto por delante de otro y esos motivos son todos válidos siempre y cuando satisfagan las necesidades de quien elige libremente.

Las lentillas suponen una gran comodidad frente al uso de las gafas, pero, además, el uso de las gafas y el de las lentes de contacto es perfectamente compatible por lo que, a lo largo del día, se puede combinar el uso de unas y de otras.

Estas son algunas de las razones por las que resulta buena idea decantarse por comprar lentillas de uso diario.

Siempre en estado óptimo

Todas las lentillas diarias se encuentran en perfecto estado para que empieces a usarlas de manera inmediata. Todos los días estarás estrenando unas lentes de contacto nuevas que estarán listas para ser puestas sin esfuerzo ni preocupaciones.

No hay que limpiarlas ni llevar un mantenimiento

Uno de los puntos fuertes de las lentillas de uso diario es que no necesitas limpiarlas ni guardarlas con mimo. Una vez que las hayas usado, deshazte de ellas y cuando vuelvas a necesitar las lentillas, coge unas nuevas. Eliminar el ritual del mantenimiento puede ser un gran alivio para muchas personas, así que siempre se agradece que pongan las cosas mucho más fáciles.

Este tipo de lentes de contacto son ideales para aquellas personas que suelen llevar un estilo de vida desordenado, ya sea por su propia forma de ser o porque no tienen mucho tiempo a lo largo del día.

Siempre tienes la opción de llevar encima una pequeña caja con un juego de lentillas nuevo que puedes ponerte en el momento que quieras o lo necesites.

Perfectas para la práctica deportiva

Los deportistas de cualquier nivel, tanto los profesionales como aquellos que practican deporte de manera ocasional, saben que las lentillas diarias son la mejor opción que pueden escoger para los momentos de deporte.

Usar gafas al hacer deporte no es viable en absoluto, ya que llevarlas puestas supone un peligro para la integridad física de quien lleva las gafas y del resto de deportistas que estén compartiendo actividad.

Las lentillas diarias son de usar y tirar, así que, cuando acabes de practicar deporte, a la basura.

Tiempo de uso de unas ocho horas

Las lentillas diarias tienen un tiempo de uso de unas ocho horas. Más allá de ese tiempo, pueden deteriorarse. Desde luego no tiene sentido que duermas con las lentillas diarias, por mucho que haya otro tipo de lentillas con las que sí que se puede dormir –ese tipo de lentillas permiten la oxigenación del ojo durante el sueño-, las diarias no están preparadas para eso y, además, resultaría absurdo usar esas lentillas para dormir.

Antes de irte a la cama, si aún llevas las lentillas de uso diario, quítatelas y tíralas a la basura. Al día siguiente, usa unas nuevas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here