La Navidad está más y más cerca y ya son muchas las personas que preparan el armario de cara a estas fiestas. Es cierto que no se trata de un boda, comunión, bautizo o similar, pero no dejan de ser fechas señaladas en el calendario y, envueltos en todo un mundo lleno de villancicos, brillantes y luces, no es de extrañar que todos queramos lucir nuestras mejores galas. Incluso hay alguna que otra tradición que invita a empezar el año con algunos que otros complementos clave como señal de buena suerte para el año que está por venir. Además de la ropa que se elija, clave serán los complementos que harán que el look sea perfecto.


De hecho, si se tiene en mente algún que otro regalo que se vaya a hacer y aún no se tiene claro el qué, los complementos son siempre los mejores aliados. Además, en Internet se pueden encontrar ofertas únicas con las que sorprender a los obsequiados. Por ejemplo, se sabe que los relojes son clásicos pero, al tiempo, un acierto seguro. En la Red se pueden encontrar
 relojes baratos para hombre, se tenga el estilo que se tenga (bien más clásicos, deportivos o todoterreno) Pero, ¿cuáles son todos los detalles a los que hay que atender para contar con un outfit único y que no pase desaparecido?

  1. Vestuario. Aquí los grandes aliados son los materiales metálicos, aterciopelados y las transparencias sugerentes. Éstos si nos referimos a ellas. Para ellos siempre va a ir perfecto el optar por un traje, aunque no sea el más formal de todos o bien jugar con alguna que otra americana y unos vaqueros para contar con un look algo más atrevido e informal.
  2. Colores. No es cuestión de ir por la calle como si se fuera un árbol de navidad andante, pero es conveniente contar con un toque llamativo que resalte y que le ofrezca al conjunto esa chispa de estas fiestas. El rojo es siempre una buena opción, pero no hay problema tampoco por optar por algo dorado o plateado. Sin duda, estos tres son los protagonistas.
  3. Los complementos. Como decíamos, sin éstos todo el outfit queda un tanto incompleto y no acaba de resaltar tanto. Son pequeñas cosas, como pueden ser una joyas llamativas, un reloj que vaya a juego con el resto o una bufanda con algún estampado propio de la Navidad, los que harán que todo sea perfecto.
  4. El calzado. Sí, aquí las mujeres lo suelen tener peor porque optan por tacones imposibles que en las noches que más se alargan se acaban por convertir en el peor de los aliados. Algo parecido les pasa a ellos si cuentan con unos zapatos a los que han dado poco uso antes. El mejor truco para esto es llevarlos puestos, aunque sea por casa, los días de antes.
  5. Peinado y maquillaje. Son noches para llegar a ser más atrevidos. Aunque ellos suelen contar con más limitaciones en esto, no pasa nada por improvisar. En el caso de ellas, incluso los brillos y la purpurina son bienvenidos, pero siempre sin sobrecargar. Los peinados, en la medida de lo posible, es mejor que sean recogidos por comodidad y por la climatología que suele acompañar.

 

 

Artículos relacionados