Se están registrando las tasas de abandono del tabaco más altas de los últimos 20 años. Así se desprende de un estudio europeo realizado por cuatro expertos en la materia: el Dr. Farsalinos, el Dr. Poulas, el Dr. Voudris y el Dr. Le Houezec, todos ellos de prestigiosas universidades de la Unión Europea.


Los datos hablan por sí solos

Según este estudio el método más efectivo para dejar de fumar son los cigarrillos electrónicos:

  • 48,5 millones de europeos han probado alguna vez los cigarrillos electrónicos.
  • Actualmente, existen 7,5 millones de usuarios habituales.
  • El 31% de los usuarios de cigarros electrónicos dejaron de fumar definitivamente gracias a estos dispositivos.
  • El 32.2% de los usuarios ha reconocido haber reducido su hábito de fumar tabaco mediante el uso de los cigarros electrónicos.

En definitiva, y según datos de la Unión Europea, desde la aparición de los e-cigarros se ha registrado un impacto positivo en la salud pública.

 

Qué ocurre con las personas no fumadoras

Este estudio también ha querido despejar la preocupación que muchas personas muestran por la posible adicción de personas no fumadoras a los cigarros electrónicos. Los datos demuestran que solo los fumadores de tabaco convencional optan por los e-cigarros con nicotina. Sin embargo, tan solo el 0.09% de los no fumadores encuestados han reconocido usar nicotina a diario.

Los resultados de la encuesta del Eurobarómetro no sugieren que los cigarrillos electrónicos sean los acausantes de la creación de una nueva generación de adictos a la nicotina, ya que el uso regular de e-cigarrillos entre personas que nunca habían fumado es raro. Una proporción insignificante declaró que los cigarrillos electrónicos han sido la primera experiencia relacionada con el tabaco que hayan probado.

Las investigaciones no son concluyentes, pero por el momento el método más efectivo para dejar de fumar son los cigarrillos electrónicos.

 

 

Quizás te interese: Vapear salva vidas.

Artículos relacionados