Marinado y rebozado
Marinado y rebozado

El rebozado intensamente dorado que cubre el pollo servido en diferentes locales gastronómicos tiene sus fans en todo el mundo. Les encanta a los ciudadanos de países no solo europeos, sino también más lejanos, como de EE.UU. o de Asia. Su sabor y forma de copos apetitosos es tan amada por los clientes, que algunos de ellos han intentado crear sus propias recetas del famoso rebozado. Sus ingredientes secretos los intentan descubrir también cocineros y propietarios de diferentes restaurantes, bares de comida rápida, casas de burgers o pizzerías.


¿Cómo es posible que el rebozado tiene forma de copos?

Para obtener una estructura tan especial en la carne, normalmente se usa el rebozado ya preparado. Otra opción, es prepararlo manualmente. No obstante, en el segundo caso, la preparación ocupa mucho tiempo. Además, es imposible obtener cada vez el efecto completamente satisfactorio.

En tu propia casa, para obtener el efecto de rebozado en forma de copos, puedes utilizar, por ejemplo, hojuelas de maíz. Sin embargo, después de freírlo, el rebozado preparado así puede parecer seco y bastante duro. Para evitarlo, en muchos casos es necesario pasar unos meses creando la receta perfecta. Teniendo experiencia en gastronomía y observando, uno puede llegar a la conclusión que el efecto de copos se crea no al freír, sino al rebozar la carne. Una instrucción interesante de cómo rebozar la carne de manera adecuada podéis encontrar en la página web de un productor de marinado y rebozado para pollo y pescado, por ejemplo, aquí: https://hollypowder.es/como-hacer-tiras/

Repetitividad de platos en locales ¿Qué papel tiene?

La calidad del rebozado es muy importante cuando tienes un negocio en la gastronomía. La razón más importante por la que los clientes volverán a nuestro local no es por su apariencia, sino porque les parecen ricos nuestros platos y esperarán que el sabor sea exactamente el mismo cuando vuelvan.

Imagínate una situación que sirves un burger a tu cliente que lo había comido hace unos días, pero hoy se te ha olvidado añadir la salsa que le había gustado mucho la última vez. Seguramente se dará cuenta, muy probable que informe a los trabajadores. ¿Va a volver a tu local? Si tus trabajadores le piden perdón y le ofrecen algo extra, por ejemplo, patatas fritas, probablemente consigas convencer a tu cliente que vuelva a pedir en tu local. Es un buen ejemplo de que una de las cosas más importantes, gracias a que los clientes visitan tu local, compran y lo recomiendan, son los platos ricos y repetitivos.

¿Es importante marinar la carne o podemos omitir este paso?

Nunca se debe olvidar de marinar. En el marinado hay muchas especias que entran dentro de la carne, cuyo efecto es su sabor profundo, el nivel adecuado de picante e intensidad.

¿De qué vale la pena recordar marinando la carne?

  1. Los pedazos de carne marinada deben tener el mismo espesor y tamaño. Así podemos estar seguros de que la carne entera absorberá al marinado y gracias a eso cada parte tendrá el mismo sabor.
  2. Las porciones más pequeñas de pollo deben estar marinándose por lo menos unas horas. La mejor opción es dejar la carne en el marinado durante la noche entera, pero si es imposible, unas horas estarán bien. Recuerda, es mejor marinar la carne solo un rato que omitir completamente este paso.
  3. Marinamos y rebozamos la carne fría, ¡pero nunca congelada! ¿Por qué es tan importante? Primero, los productos congelados no absorben bien a los ingredientes del marinado y rebozado. Segundo, durante freír la carne estará perdiendo agua que dificultará significativamente el proceso y causará que el rebozado no sea tan crujiente y jugoso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here