Los placeres de un hogar confortable
Un hogar confortable.

Frente a una vida altamente tecnológica, frente al estrés que representa la sociedad moderna, hay pequeños placeres que aún se pueden disfrutar en calma, como la compañía de la familia o un hogar confortable:


Llegar a casa, descalzarse, quitarse la ropa, un baño caliente, ponerse el pijama, las zapatillas y que el mundo se pare. Son pequeños placeres que a medida que se van cumpliendo años, y aumentan las obligaciones, se vuelven más y más deseados.

Para conseguir el hogar soñado, ese espacio en el que poder desconectar y donde se quieren pasar largas horas de placidez y buena compañía, se deben tener en cuenta muchos factores. Contar con una buena casa que se adapte a las necesidades particulares de cada uno es el pilar sobre el que se asienta todo lo demás. En dependencia de cada individuo o familia, el ideal de vivienda será un piso en el centro de la ciudad, un apartamento, un estudio, un ático, una casa de pueblo o un chalet en la playa.

A partir de que se ha elegido el espacio donde se quiere vivir, queda convertir un conjunto de frías paredes en un cálido y entrañable hogar.

La iluminación de una casa

En la reforma de una casa, es importante tener en cuenta el diseño de la iluminación, sacándole siempre que sea posible el máximo partido a la luz natural. La iluminación artificial, por su parte, se elegirá en función de la utilidad que tendrá cada espacio de la vivienda.

Actualmente, existe una gran variedad de tipos de iluminación, gracias al led, las bombillas de bajo consumo, o dando aún un paso más, con las bombillas inteligentes de Ikea. Estas bombillas permiten cambiar el ambiente según las necesidades de cada momento. Ofrece a los usuarios una luz cálida para descansar o una luz fría para trabajar. Gracias al mando a distancia, estos ajustes se realizan cómodamente.  

Como regla general, para los ambientes más íntimos y personales, se buscan tonalidades más cálidas, como el dormitorio, y para ambientes más neutrales, tonalidades frías, como por ejemplo en la cocina. Para experimentar y crear ambientes diferentes, nada como las bombillas de Ikea que te permiten jugar con la temperatura del color y adaptarlas a cada necesidad y momento.

La limpieza y los olores

Un hogar confortable debe oler como más les guste a sus inquilinos. Existen un montón de soluciones para conseguir el deseado aroma:  velas aromáticas, esencias, difusores de aceites, ambientadores eléctricos, incienso, ambientadores en spray… pero ninguno será suficiente si no existe una limpieza previa. Y es que todos estos complementos de perfumes se deben utilizar sobre un hogar limpio y que no sirvan para camuflar malos olores.

Si se quiere perfumar con alguno de los métodos señalados, lo ideal es elegir productos de limpieza con aroma neutro. Si, por el contrario, se desea limpiar y dejar un buen olor al mismo tiempo, hay infinidad de productos en el mercado que limpian al tiempo que van dejando una buena fragancia.

El ocio casero

No se puede negar que la parte destinada a la comodidad en el hogar, salvando el dormitorio que se utiliza para el verdadero descanso cuando cae la coche, es el salón.

En esta estancia es donde pasan las horas del día en que se está en casa con tiempo para uno mismo o para la familia. Los verdaderos momentos de ocio se pasan aquí, en un cómodo sofá leyendo un buen libro, escuchando música, charlando tranquilamente con la pareja, la familia o amigos, o disfrutando de una buena película o serie de televisión.

Tras este enlace, encontrarás cómo disfrutar de una experiencia audiovisual completa en casa, los elementos esenciales para sacarle el máximo partido a los momentos que giran en torno a este modo de ocio tan habitual y extendido.

Almacenamiento

El minimalismo es una tendencia decorativa que está muy bien, pero siendo sinceros, hasta los menos materialistas acumulan una gran cantidad de cosas en la sociedad de hoy día. En este sentido, para que la vivienda resulte acogedora y no acabe convirtiéndose en un verdadero caos, se debe tener suficiente espacio para el almacenaje.

En la cocina, por ejemplo, es mejor contar con un lugar donde poder guardar la tostadora, el exprimidor, la cafetera e incluso el robot de cocina para que dé la sensación de estar recogida cuando estos elementos no se están usando. Por este motivo, y extrapolando este ejemplo a otras estancias de la casa, contar con suficiente espacio de almacenamiento ayuda a tener una casa más acogedora.

Decorar la casa al gusto de sus habitantes es una verdadera oportunidad para crearla a su medida y que se sienta deseo de regresar, para ello el orden es imprescindible. Volver después de una jornada de trabajo, de las horas de colegio y actividades extraescolares, de hacer la compra, de cumplir con los compromisos sociales…  a un hogar limpio, ordenado y decorado como se quiere, abre las puertas de la felicidad diaria. Si se tiene la oportunidad y los medios para hacerlo, nadie debe dejar de buscar esos elementos que hacen que una simple vivienda se convierta en un verdadero hogar. Las preferencias, los gustos de sus habitantes y la funcionalidad deben prevalecer sobre modas o estilos decorativos pasajeros.

Quizás también te interese: Cómo iluminar la habitación de un niño

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here