Cuando uno se sienta enfrente de la televisión no lo hace con la misma actitud siempre, y es que no es lo mismo ver el telediario, que ver una serie o el estreno de una película, pero, sobre todo, no es lo mismo saber que te vas a sentar a ver alguno de los partidos de el mundial. Estos partidos no se pueden ver en cualquier televisión, tiene que ser especial, tiene que transmitirnos algo diferente y es que cuando uno va a ver estos encuentros lo vive como una especie de ceremonia, y por todo esto no te puedes perder las ofertas de televisores en Media Markt.

Pero es que lo queremos todo, por un lado, televisores con unas características sublimes en cuanto a tamaño, resolución y demás características técnicas y, por supuesto, lo que queremos por encima de todo es que nos salga lo más barata posible, y es aquí cuando toman protagonismo muchísimas empresas que ponen a tu disposición ofertas que no podrás dejar escapar.


En un mundo perfecto, la situación ideal sería que justo antes de comenzar el mundial hubiese un Black Friday y así arrasar con el mejor televisor al mejor precio. Pero como esta situación no se ha dado, uno puede recurrir a otras fórmulas como, por ejemplo, entrar en buscadores específicos, como ofertia, donde tan solo tienes que poner el producto que buscas y te hace una selección de los más baratos.

Y no es fácil decidir cuál es la televisión óptima ¿Qué pasa cuando uno empieza a ver modelos por Internet? Los hay tan bonitos, con resoluciones tan altas, con tamaños tan imponentes que cuando inicias tu proceso de búsqueda tienes más o menos claro lo que quieres, pero lo que sí que tienes claro es lo que te vas a gastar, sabes que no te puedes pasar de una determinada cantidad, ya que si lo haces es posible que te quedes sin vacaciones… Sin embargo, uno empieza a ver modelos y comienzan los dilemas y además empiezas a ver por todas partes la frase: “en cómodos plazos” “financiación hasta 12 meses sin intereses” … Cuando empiezas a prestarle atención a esas frases ya estás perdido, o apagas el ordenador de inmediato y sales a correr o te vas a gastar no solo el dinero de tus vacaciones, sino el que tenías ahorrado para un coche, para tu casa o para los regalos de Navidad.

Y por fin llegó el día, suena el timbre y sabes que acaba de llegar la que se va a convertir en tu mejor aliada, la esperas con más ganas que cuando has pedido una pizza y rezas para que al repartidos no le pase nada. Llega el momento unboxing, retiras la caja, los corchos y los plásticos como si de una obra de arte se tratase, vas desenvolviéndola como si fuese un auténtico tesoro. El partido va a empezar y tu tele ya está lista y tú, frente al sofá, emocionado y con tus palomitas sabiendo que ha merecido la pena, este año como mucho irás a tu pueblo de vacaciones, pero no pasa nada, sabes que los has hecho bien ¡Empieza el partido!

 

Artículos relacionados