Advertisement Con un elenco de artistas de lo más selecto, entre los que se encontraban nada menos que Mikel Erentxun, El Kanka, Carmen Boza, Alice Wonder, Full, Arco, Kuve y Jurro, con Jota fueron los encargados de cerrar este ciclo de conciertos Live the roof en lo más alto de la azotea del Hotel NH Collection Casa Suecia. El proyecto impulsado por Coca-Cola Mix ha recorrido azoteas de 13 ciudades de toda España, posiblemente el mejor evento musical del verano 2018.

 

El Hotel NH Collection Casa Suecia fue la sede escogida para poner el broche final el 10 de octubre a los conciertos Live The Roof, y como no podía ser de otra manera llenaron el aforo. Este año hemos podido vivir la experiencia impulsada por Coca-Cola en Barcelona, Sevilla, Madrid, Valencia, Donostia, Gijón, Málaga, Zaragoza, Alicante, Cádiz, Vigo, Murcia y Cartagena. Un aperitivo de los mejores músicos del panorama nacional en un ambiente que realza la experiencia. Ya lo avisamos hace algunos meses.

Live the roof- Coca-Cola. El Magacín.

Virginia Díaz, una locutora que vive un brillante momento profesional, ejerció de maestra de ceremonias dando la bienvenida a artistas de la talla de El Kanka, Carmen Boza o la poderosa voz de Alice Wonder (que precisamente cumplía 20 años horas después del evento). El donostiarra Mikel Erentxun subió al escenario con su inseparable sombrero que nos ha acompañado ya cuatro décadas, y nos deleitó con sus inconfundibles melodías que todavía hoy suenan actuales a pesar de los años. La siguiente en coger el testigo fue Carmen Boza que nos presentó con maestría los sonidos de guitarra su nuevo trabajo La caja negra, una propuesta cargada de fuerza, pasión y sentimiento. El cantautor Juan Gómez El Kanka, que ya va por su cuarto álbum El arte de saltar, nos cogió de la mano y nos llevó a un viaje de ensueño con unas melodias que tocan (literalmente) el alma.

Junto a ellos también estuvieron Full, Arco, Kuve y Jurro, con Jota, completando una amplia representación de todos los artistas –Zahara, Sidonie, La Habitación Roja o Viva Suecia– que nos acompañaron por todo el país en los conciertos de Live the Roof. Un buen rollo saludable y contagioso que ha hecho que después de cada noche nos vayamos a dormir con una sonrisa en los labios. Cada uno de los artistas seleccionó tres de sus temas y los tocaron en directo, a capella, derrochando talento y carisma. Pocos asistentes fueron capaces de resistirse a levantarse de sus asientos y ponerse a bailar estas tardes-noches.

Último concierto de live the roof. El Magacín.

Dos de los mejores escenarios fueron el Palacio de Cibeles y el Paseo del Prado, rincones donde la luz del atardecer tiene un brillo especial, por su historia y su significado. La combicación de música en directo con sorbos del cóctel Ron Rouge (un nuevo combinado que da una vuelta de tuerca al clásico ron con Coca-Cola al añadirle treinta mililitros de vermú y un twist de lima) nos hacen preguntarnos ¿cómo es que no se le ocurrió a nadie antes?… enigmas de la vida. Todos estos ingredientes: música, enclaves mágicos, buena bebida… son una novedosa propuesta que ha triunfado en todos y cada una de las citas ¡Larga vida a Live The Roof y que viva la música!

 

Artículos relacionados