Joyas para rememorar eventos especiales
Joyas para eventos especiales.

Una joya es el regalo perfecto para esa persona especial. Es ese detalle que va a perdurar a lo largo del tiempo sin perder su brillo. Para otras personas, en cambio, son un complemento imprescindible en su look cotidiano e incluso suele ser representativo de su carácter. A la hora de regalar o comprar una joya, lo más habitual suele ser adquirir pendientes, anillos, collares o gargantillas.


La joya más demandada

Entre las joyas que destacan por ser las favoritas de las féminas están las gargantillas de oro. Son muchas las mujeres jóvenes y adultas que completan su look con este tipo de joya. Tanto celebrites como influencers lo consideran un must que ha de estar incluido en el joyero. Son el regalo perfecto con el que siempre se acierta, independientemente de la edad de la mujer.

Uno de los modelos que más se demanda es el collar o gargantilla con el símbolo de infinito, simbolizando el amor eterno entre dos personas. De hecho, esta gargantilla puede personalizarse con el nombre de ambos.

Asimismo, se puede elegir otro tipo de diseños como iniciales, formas como estrellas, lunas, hojas, anillos, chapitas o corazones. Estas piezas pueden ser de oro amarillo, blanco o bicolor.

Cuando llega el compromiso

Una de las tradiciones más arraigadas es que cuando un chico quiere comprometerse ha de regalar un anillo de pedida a su prometida. La tradición marca que se ha de colocar en el dedo anular de la mano izquierda. En tiempo de los romanos, se creía en la existencia de la Vena Amorís que comunicaba este dedo con el corazón de forma directa.

Con el tiempo, la ciencia descubrió que la estructura de las venas es la misma en ambas manos. Aunque es curioso que en otras culturas, como la china, también eligen el dedo anular para colocar la sortija de pedida. Pero dependiendo del país se coloca en una mano u otra.

Así, en España se pone en el anular de la mano derecha, hasta el día de la boda en que cambiará de mano. Esto es así, excepto en Catalunya y la Comunidad Valenciana que lo hacen justamente al revés. En otros países europeos como Inglaterra, Noruega o Polonia el anillo se lleva en la mano derecha, pero en Estados Unidos o Canadá se coloca en la mano izquierda.


Pero en lo que todos los países del mundo están de acuerdo, que en un momento tan crucial como es la pedida de mano, es recomendable que el ambiente sea lo más romántico posible. Ahora bien la dificultad suele estar a la hora de seleccionar el anillo apropiado.

Entre los anillos de pedida destacan los anillos solitario de mujer, que se componen de una única piedra central, aunque a veces pueden estar acompañados de pequeñas piedras engarzadas. La piedra preciosa por excelencia para esta ocasión suele ser el diamante bien en alianza o media alianza.

Estas no son las únicas sortijas para conseguir el anhelado: “¡Sí quiero!” Los anillos de compromiso también pueden llevar otro tipo de piedras preciosas como rubíes, esmeraldas o zafiros acompañados de circonitas.

Pendientes para bebés

Otro de esos orígenes curiosos es el de los pendientes. Estos fueron inventados por los egipcios con el objetivo de proteger al ser humano de los malos espíritus. Estos últimos entraba supuestamente por los orificios del cuerpo humano, entre ellos el de las orejas. En la actualidad, en nuestra cultura se ha relegado principalmente a las niñas. Entre los pendientes de recién nacida hay una amplia variedad de modelos con diseños de animales, flores o con perlas tanto en oro amarillo como en bicolor.

Una de las dudas que suele surgir entre los padres primerizos y padrinos de la niña es cuál es el tamaño adecuado del pendiente. En Alda Joyeros recomiendan que los pendientes tengan de 3 a 5 mm de tamaño para bebés de 0 a 3 años. Además, en esta joyería online  envuelven cada joya con mucho mimo para que llegue a su destino en perfectas condiciones y con todas las garantías.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here