Tipos de calderas
Tipos de calderas

La calefacción es vital para mantener una temperatura cálida en casa durante el invierno, pero elegir el primer termogenerador del mercado de forma aleatoria, no es la mejor decisión. Antes de considerar la instalación caldera de gas debes conocer cuáles son los tipos de calentadores, sus funciones, la forma de uso y montaje. Ya que existen más de cinco tipos de generadores con distintas utilidades y la idea es saber cuál es el más adecuado para tu hogar. Hoy hablaremos de los distintos tipos de calderas.

Table Of Contents


Las calderas y los calentadores son artefactos diferentes: el calentador trabaja con tubos de serpentines que generan calor y transforman el agua fría en agua caliente sanitaria (ACS). Mientras que la caldera es un aparato que usa carburantes o agua para proporcionar calefacción (dependiendo del modelo también pueden hacer ACS).

Según el combustible que utilicen las calderas pueden ser de gas, gasoil o eléctricas. En caso de que estás tengan doble función (calefacción y ACS), se clasifican en mixtas instantáneas, mixtas con acumulador. Igual existen otras que solo tienen calefacción. Cabe destacar, que en promedio estos artefactos metálicos pueden medir entre 60 cm de largo y 30 cm de ancho.

Es primordial que entiendas que indistintamente de la marca su instalación es bastante delicada y por cuestiones de seguridad lo más recomendable es contratar algún servicio especializado de instalación de calderas, para evitar accidentes.

¿Cuáles son los tipos de calderas?

Las calderas se dividen en dos tipos: calderas domésticas que solo sirven para proporcionar calefacción en casas, oficinas o espacios pequeños. Por otro lado, las calderas industriales son aquellas que se usan en espacios realmente grandes y están diseñadas para convertir el combustible o agua en vapor de calor.

Las domésticas se dividen por sus funciones en dos grupos: simples y mixtas. Las simples tienen un solo circuito que se encargan de proporcionar calefacción usando líquidos o sustancias inflamables. Las calderas mixtas están fabricadas con dos circuitos y cuentan con dos sistemas: calefacción y emisión de agua ACS.

De acuerdo al sistema operativo, modelo y otras características también se clasifican en:

Calderas según el combustible

  1. Calderas de gas: Son las más útiles, seguras y económicas porque trabajan con gas natural y gas butano. Además, son ecoamigables pues emiten pocas cantidades de gases contaminantes.
  2. Calderas eléctricas: Las calderas eléctricas cuentan con un termostato y calefactor que calienta el ambiente al convertir el agua fría en caliente. Es muy moderno y se puede programar para que regule la temperatura.
  3. Calderas de gasoil: Son bastante utilizadas y están diseñadas únicamente para espacios grandes. Aunque calientan rápidamente, son bastantes peligrosas porque el sistema distribución de combustible no es directo y el gasoil debe guardarse en casa.
  4. Calderas pellets: Es ecológica, usa combustible con base de troncos viejos y serrines. También es la más barata, especialmente si comparas su precio con las eléctricas.

Calderas según el sistema operativo

  • Estanca: Son todas las que utilizan gas natural y expulsan vapor por tubos directos de conexión directa.
  • Atmosféricas: Son las calderas tradicionales que utilizan el aire de los espacios cerrados para convertirlo en calor. La desventajas de estás es que dependen mucho del clima.
  • Condensación: Son todos aquellos termoreguladores que acumulan el calor, lo condensan y generan calefacción, sin necesidad de sustancias, combustibles y otros.

¿Cuál es la mejor instalación de caldera para ti?

Aunque depende mucho de la ubicación geográfica y las condiciones o estructura de tu vivienda, para tener un sistema de calefacción rentable y óptimo lo más aconsejable es usar una instalación calderas de gas. Realmente, este tipo de termos son los más económicos porque utilizan gas natural. Asimismo, son más seguros porque no importa el tipo de carburante que utilices ya que la conexión es directa, lo que evita fugas o accidentes domésticos graves.


Además, si comparamos con el resto de las calderas, podemos ver que pese a que las pellets son las más asequibles, no pueden instalarse en cualquier espacio residencial. Por otra parte, las calderas de gasoil no tienen fuente de distribución directa y aunque no es un combustible altamente inflamable, no deja de ser una sustancia de uso delicado. Finalmente, las electrificas solo necesitan agua fría, pero son muy costosas.

Instalación y mantenimiento de calderas de gas

Debes buscar una empresa de servicios generales que se ocupe de la instalación calderas de gas y el mantenimiento de las mismas. El aparato debe ser manipulado y montado por un profesional que verifique el funcionamiento perfecto, que haga el trabajo limpio sin dejar fugas de gas.

Con relación al mantenimiento, las limpiezas de los circuitos de las calderas son anuales y también van de la mano de un técnico capacitado. No obstante, hay algunos detalles que puedes tomar en cuenta:

  • Asesórate con una empresa responsable
  • Verificar que la caldera encienda y apague correctamente frente al técnico
  • Asegurarte que funciona sin problemas al momento de la instalación

¿Qué te ha parecido este artículo sobre «¿Qué tipo de calderas existen y cuál es la mejor para ti?» déjanos tu mensaje.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here