Créditos rápidos online.
Créditos rápido

Hoy en día es posible obtener créditos de forma casi instantánea sin nómina ni aval y aún formando parte del fichero ASNEF

Nadie está libre de un imprevisto económico de última hora que debe solventarse de forma inmediata: una multa de tráfico inesperada, gastos de tarjeta no controlados, impuestos… para cualquiera de estos supuestos u otros que puedan surgir en cualquier familia existe un instrumento financiero muy útil y recomendable: los créditos rápidos. 


Este tipo de créditos son indicados tanto para gastos de última hora como para cumplir pequeños sueños como un viaje largo tiempo aplazado o el pago de unos estudios. Los créditos rápidos representan la solución ideal para problemas económicos inesperados o para necesidad repentina de financiación.

Las características de los créditos rápidos 

Los creditos rápidos con asnef son créditos exprés sin papeleo ni nóminas que, además, pueden ser pedidos aunque el solicitante figure en el fichero ASNEF.

ASNEF son las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, una organización que reúne a todo tipo de empresas con un fin común: tener una base de datos conjunta de morosos, tanto de personas físicas como empresas.

Tradicionalmente, si una persona pasaba a formar parte del fichero ASNEF por impagos le estaba vedado a partir de entonces la concesión de toda clase de créditos o préstamos. Ninguna entidad estaba dispuesta a conceder un crédito a un solicitante con ASNEF pues era considerado sujeto de alto riesgo financiero. Esto ha cambiado radicalmente hoy en día gracias a los créditos rápidos con ASNEF.  

Los nuevos créditos rápidos con ASNEF permiten acceder a préstamos urgentes a personas que aparezcan en este fichero de morosidad. La diferencia con el resto de los créditos rápidos suele estar en las cantidades del crédito, que suelen ser inferiores al resto de créditos exprés. En el caso de los créditos con ASNEF, las cuantías prestadas no suelen exceder de los 1.200 euros. Y un requisito habitual para la concesión es que el moroso no adeude cantidades superiores a 1.000 euros en cualquier entidad financiera. 

Ventajas de los créditos rápidos 

En términos generales, los créditos rapidos, concedidos por entidades financieras distintas de los tradicionales grandes bancos, tienen las siguientes ventajas:

· No requieren prácticamente de documentación. Con esta clase de préstamos se acabó enterrar al solicitante en una montaña de documentos para hacer su petición. Con el documento nacional de identidad, ser mayor de edad, incorporar un extracto bancario y datos de contacto suele ser más que suficiente para poder formular la solicitud de crédito rápido.

· Todo el proceso se realiza online. Con estos créditos tampoco es necesario desplazarse físicamente ya a ninguna entidad, con la inversión de tiempo que ello supone. Tanto la solicitud como la concesión son realizadas online. Solo es necesario un ordenador con conexión a Internet para pedir un crédito rápido.

· La aprobación es casi instantánea. El tiempo de espera para la concesión de muchos de estos préstamos rápidos es prácticamente instantáneo. En unos minutos puede recibirse la respuesta. 

· Son de muy fácil aprobación. Los requisitos para la concesión son mínimos por lo que la mayoría de los créditos rápidos son aprobados. 

· Hay créditos rápidos gratis. Entre la variedad de créditos rápidos hay algunos que no incluyen el pago de intereses. Son micro créditos de muy escasa cuantía, de un valor aproximado máximo de 400 euros, que han de ser devueltos en un plazo de tiempo muy breve. 

Información que debe ser tenida en cuenta al pedir un crédito rápido 

Los expertos recomiendan tener las cuentas muy claras antes de pedir un crédito rápido. Aunque la cuantía de dicho préstamo sea pequeña, es fundamental saber que se va a poder afrontar el pago de las cuotas o la devolución total con garantías. Los intereses de demora pueden ser muy elevados si no se cumple con las obligaciones contraídas al ser concedido un préstamo. Muchos de estos mini préstamos han de ser devueltos en plazos breves, desde 60 días. 

Lo que nunca hay que hacer es incurrir en una deuda superior a la contraída anteriormente al pedir un crédito rápido. Este es un riesgo que siempre hay que evitar. Y tampoco es una buena idea pedir varios créditos a la vez pues puede complicar el pago puntual de las cuotas. 

Siempre hay que comparar

Otro consejo fundamental al considerar pedir un crédito rápido es comparar entre la amplia oferta existente en el mercado.  En Internet hay comparadores de créditos rápidos online donde comprobar cuáles son los préstamos con los intereses más ventajosos y descubrir qué instrumento financiero se ajusta más a las necesidades personales.  No lleva mucho tiempo consultar estos comparadores y conocer información crucial puede ser crucial para elegir el mejor préstamo. 

Al consultar la información sobre los préstamos urgentes hay que prestar también atención a las comisiones a pagar en caso de retraso y las consecuencias de los impagos.

Quizás, aparte de este artículo sobre créditos rápidos, también te interese este otro sobre prestamos personales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here