Cómo tener una buena señal de WiFi en toda la casa

Un router WiFi es un dispositivo que en estos días está en casi todas las casas. Nos permite, en pocos segundos, conectarnos con el mundo entero. 


A veces, sin embargo, estos pocos segundos pueden convertirse en minutos, debido a la baja calidad de la señal. Si estamos demasiado lejos del router o lo hemos colocado en un lugar equivocado de la casa, no podemos aprovechar al máximo la potencia de nuestra conexión. Así que tenemos que esperar con mucha paciencia frente a la rueda de carga de una página web, cuando trabajamos o estudiamos. Es muy difícil no volvernos locos, ¿verdad?

Afortunadamente, hay algunos métodos muy baratos o incluso gratuitos para mejorar la potencia y la calidad de la señal de WiFi en toda la casa. Juntos vamos a descubrir algunos de estos métodos.

Elige un lugar adecuado para colocar un router

Elegir cuidadosamente en qué lugar de la casa instalar el router WiFi es esencial para conseguir una conexión estable y rápida en toda la casa. Lo ideal sería que el router Wi-Fi se instalara en un punto central de la casa, a una buena altura del suelo, para permitir que la señal Wi-Fi se difundiera en múltiples direcciones.

App para llamar gratis sin internet y sin conexión wifi

Evita la instalación cerca de objetos electrónicos o metálicos que puedan crear interferencias.

Otro factor que puede hacer que la potencia de la red se disminuya es la presencia de las paredes anchas entre el punto de partida de la señal (el router) y el punto de llegada (PC, TV o teléfono móvil).

Desconecta los dispositivos que no usas

Incluso si vives solo o con pocas personas, dejar demasiados (o todos) los dispositivos electrónicos conectados a la red seguramente causará una disminución en la calidad de la señal de cada dispositivo. Al desconectar los dispositivos que no estás usando de momento, seguramente vas a notar una mejora en la velocidad de tu red Wi-Fi u otros tipos de redes LAN (Local Area Networks) o PAN (Personal Area Networks).

Reemplaza la antena

Si tu router Wi-Fi está equipado con una antena interna, deberías considerar la compra e instalación de una antena externa con más potencia. Hay dos tipos de antenas en el mercado:

  • direccional: envía la señal en una dirección específica de la casa
  • omnidireccional: envía la señal en todas las direcciones

Las antenas direccionales tienen una mayor ganancia (dBi), pero tienen el inconveniente de mejorar la calidad de la señal en una sola dirección. Las antenas omnidireccionales, por otro lado, tienen una ganancia ligeramente menor, pero potencialmente mejorarán la calidad de la señal en más lugares de la casa. Considera la opción adecuada para ti, según tus necesidades y requerimientos, antes de comprar uno u otro modelo. Siguiendo estos consejos seguramente notarás mejoras en la potencia y el alcance de tu red local en casa. Si no puedes resolver tus problemas de conexión rápidamente siguiendo los consejos gratuitos, visita www.batna24.com, donde encontrarás una amplia gama de antenas y puntos de acceso WiFi a precios estupendos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here