Vinilo personalizado con mapa mundi
Vinilo personalizado con mapa mundi

Una de las principales virtudes de escoger papel pintado para decorar un espacio es el abanico tan grande de posibilidades que tiene: miles de colores, patrones, texturas e imágenes donde escoger. También existe la posibilidad, si quieres que sea realmente único, de utilizar pegatinas personalizadas. Puede llegar a resultar abrumador tanta variedad ¡pero que no cunda el pánico! es una decisión complicada, sí, pero también es divertida. Aquí tienes dos consejos básicos para no perderte:


1- Decide qué efecto quieres conseguir

El papel pintado a menudo agrega el toque final a un espacio en particular. Aun así, debería ser lo primero que se decide y no lo último. La mejor forma de no acertar con la ambientación es no saber lo que quieres. Pregúntate ¿qué deseo que transmitan los colores y texturas de esta pared? ningún profesional, por muy bueno que sea, sabe mejor que tú sabe a qué se van a dedicar cada uno de los espacios de tu casa.

El papel pintado se puede escoger para crear un efecto de profundidad, para que una habitación se vea más espaciosa, agregar sofisticación o simplicidad, calidez o frialdad, etc. Las posibilidades son tan amplias como lo sea tu imaginación y tu valor para arriesgar.

Tendencia en papel pintado para salon

Papel pintado para la sala de estar, comedor y/o salón

Por lo general la sala de estar, por ejemplo, es un área social, un lugar donde los familiares y amigos pasan tiempo juntos. Es una ubicación para el entretenimiento, por lo que debe ser divertida, colorida y decorada con hermosos diseños en las paredes. Si tienes pensado arriesgar en alguna parte de la casa este es el lugar.

Papel pintado para el dormitorio

El dormitorio es un espacio muy personal, aunque sea como fuere está destinado a la relajación, por eso las paredes son generalmente simples y pintadas en colores pastel, aunque también existe la posibilidad de una escoger entre una amplia variedad de originales diseños de papel pintado para dormitorio que sean bonitos y relajantes a la vez.

Los patrones florales o geométricos sutiles se van a llevar mucho este año, y siempre se han llevado las imágenes inspiradas en la naturaleza, pero siempre, una u otra opción con colores simples.

Papel pintado para la cocina

Otra sala que puede beneficiarse de un colorido diseño de papel pintado es la cocina. Aquí tienes la libertad de jugar con colores y patrones muy personales y arriesgados. Es válida una temática alegre, pero también puede ser refinada, historicista, culinaria ¿ambientada en la cocina italiana quizás? aunque a decir verdad la cocina por lo general suele estar pintada de blanco, para dar sensación de limpieza y a menudo se excluyen los colores cálidos y fuertes. Por ejemplo, se puede optar por un patrón geométrico similar al tablero de ajedrez, pero no hace falta que sea exactamente una combinación de negro y blanco. Los motivos florales no apropiados para este espacio.

Papel pintado para oficina

Algunas casas tienen un espacio para el trabajo, un despacho, que como cualquier otra habitación de la casa también necesita ser decorada. En este caso, los patrones audaces y los motivos florales no son apropiados. Una oficina debe ser profesional y tan simple y funcional como sea posible. Aquí se suele jugar más con las texturas y en ocasiones, para dar un toque personal, se pinta solo una de las paredes y el resto se deja en blanco.

2- Ten en cuenta estas tres variables

Básicamente hay tres factores o variables que tienes que tener en cuenta cuando toca escoger qué papel pintado: temática, ubicación y color.

Las temáticas

Principalmente se juega con las texturas diferentes. Los motivos más populares son los abstractos, geométricos y vintage (más incluso que los modernos, que son los segundos más populares). También los hay de rayas, con estrellas, con animales, con temáticas sobre el arte, las letras o ya si uno quiere arriesgar, con efecto 3D.

Las ubicaciones

Prácticamente podríamos decir que se puede utilizar papel pintado en toda la casa. Ya hemos mencionado los lugares más importantes en el punto 1: El salón/comedor, la oficina, la cocina y los dormitorios. Estos últimos cambian mucho de temática dependiendo de la edad de la persona (lo bueno es que puedes permitirte variar el estilo conforme la persona crezca). Los hay para bebés, infantiles, juveniles y para habitaciones de matrimonio. Faltaría mencionar los baños, la entrada y por supuesto los pasillos. Las terrazas no llevan nunca o casi nunca papel pintado, básicamente porque dan al exterior.

Los colores

Por último, y no menos importante está el factor del color. Aquí te hacemos la lista de los más comunes ordenados de mayor a menor: Gris, marrón y blanco con los más populares con diferencia, seguidos de azul, amarillo, negro, rosa y beige. Y ya de forma muy minoritaria tenemos el rojo y el lila.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here