Cómo calmar la tos nocturna
Cómo calmar la tos nocturna

Si bien la tos es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, resulta bastante molesta cuando se presenta a la hora de conciliar el sueño. Siguiendo los consejos de profesionales de la salud, estas son algunas estrategias para calmar la tos nocturna.

Con la llegada del invierno y la bajada de las temperaturas, proliferan enfermedades y molestias en las vías respiratorias, que se caracterizan por ser muy persistentes y, en algunos casos, contagiosas.

Las consultas médicas sobre cómo calmar la tos nocturna, son una constante que se incrementa en las épocas invernales. 


Hemos consultado fuentes confiables como el blog www.tuequilibrioybienestar.es, donde el usuario puede encontrar consejos y cuidados para la salud escritos por profesionales sanitarios, para conocer las causas, las características y sobre todo, las estrategias para hacer frente a la tos nocturna tan común en estos meses. 

Por qué tosemos de noche

Casi todos hemos pasado una noche de insomnio a causa de la tos, preguntándonos ¿por qué toso más por la noche?

Dado que durante el día nos encontramos en posición vertical, más activos y bebemos más, las causas que ocasionan la tos suelen ser más débiles. En cambio, por la noche sucede exactamente lo contrario: al estar quietos, en posición horizontal y sin hidratar la garganta, las condiciones para el incremento de la tos son más favorables.

Es decir, aunque la tos esté presente durante las 24 horas, será en posición recostada y con la garganta reseca cuando se incremente.

Sin embargo, puede haber otras causas para la tos nocturna como una inflamación de las vías respiratorias (rinitis, laringitis o sinusitis) o una infección en las mismas, en patologías más complejas como la bronquitis o la neumonía.

La causa de la tos nocturna también puede estar relacionada a estímulos ambientales como el polvo, los ácaros u otros fenómenos alérgicos. Aunque, en la época invernal, la causa más común suele ser el uso de la calefacción, ya que reseca los ambiente y, en consecuencia, nuestra garganta.

Cómo evitar la tos nocturna

Tal y como advertiremos más adelante, es imprescindible consultar cuanto antes a un profesional de la salud para atender el problema en tiempo y forma, conocer su causa y evitar su empeoramiento. 

Mientras tanto, para saber cómo calmar la tos nocturna, hay algunas estrategias que podemos implementar:

  • Mantener la garganta hidratada

No es necesario esperar a tener un brote de tos para empezar a beber agua. Disponer un vaso con agua cercano a la cama, beber antes de acostarnos y a primera hora de la mañana, contribuye a una correcta hidratación de la garganta, que es un factor importantísimo a la hora de evitar la tos nocturna. 

  • Procurar la limpieza de las vías respiratorias

Cualquier obstrucción en la nariz nos obligará a respirar por la boca, lo cual reseca la garganta y produce tos. Por ello es aconsejable despejar las fosas nasales lo mejor posible antes de disponernos al descanso. 

  • Intentar una posición más erguida

Aunque pueda resultar un poco más incómodo, elevar el torso a la hora del descanso puede calmar la tos nocturna ya que las secreciones no se acumulan en las vías respiratorias y se evita la sensación de ahogo. Este efecto puede conseguirse colocando unas almohadas o almohadones extra bajo la espalda y cuello. 

  • Beber infusiones

Existen infusiones con contenido de hierbas específico que contribuyen a eliminar la tos nocturna gracias a la hidratación, el calor y la acción de dichas plantas. Además, favorecen la expulsión de los fluidos, acortando así el tiempo que dura el malestar. 

  • Una cucharada de miel

No sólo durante el ataque de tos nocturna, sino varias veces al día, es recomendable ingerir una cucharada de miel. Cuanto más oscura, más efectiva. Sus propiedades antibacterianas y  antibióticas favorecen la desaparición de los síntomas y calman la tos.

  • Humedecer el ambiente 

Ya hemos advertido anteriormente de que el uso de la calefacción reseca los ambientes y por lo tanto, nuestra garganta, generando brotes de tos. Por lo que, una de las formas como calmar la tos nocturna es evitar en la medida posible el uso de la calefacción o, llegado el caso, recurrir a un humificador para contrarrestar su efecto de sequedad.

  • Evitar el cigarrillo y los cambios de temperatura

Tanto el cigarrillo como los choques térmicos son dos de las principales causas de las enfermedades en las vías respiratorias, como la tos nocturna.

La importancia del consejo profesional para calmar la tos

Además de tomar estas medidas para calmar la tos por las noches, no debemos postergar la visita a un médico, ya que él será quien evalúe las causas y proporcione el tratamiento más adecuado.

Los profesionales de la salud son quienes tienen la última palabra sobre como calmar la tos nocturna, ya que dilatar una consulta médica esperando que pase por sí sola, solo puede empeorar el cuadro y convertirse en un problema mayor.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo calmar la tos nocturna quizás te interese también:
Cómo quitar el hipo. Remedios caseros
La primavera, una pesadilla para los alérgicos
5 claves para asimilar la depresión grave
Consejos para combatir la perdida de orina en los hombres
El dolor en el ámbito laboral

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here