Blefaroplastia. La operación de párpados caídos para rejuvenecer tu mirada
Blefaroplastia

Seguro que conoces cremas, productos u otros métodos para corregir las arrugas del rostro, sin embargo, quizás no conozcas algunos tratamientos específicos que eliminan las arrugas en los ojos como la la cirugía blefaroplastia contra párpados caídos. La blefaroplastia inferior y superior son las mejores opciones para la quitar permanentemente las bolsas alrededor de los ojos y párpados. Hoy te hablaremos de ambas opciones.


Cuando deseas disminuir las líneas de expresión de la cara, es necesario eliminarlas en toda las zonas para conseguir el mejor efecto natural. Los tratamientos estéticos son cada vez más sencillos y poco invasivos, y la cirugía palpebral no es la excepción ya que es una intervención bastante sencilla, que ahora hasta puede realizarse con tecnología láser.

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia es una intervención se realizan cuando es necesario corregir las bolsas en los párpados y las líneas de expresión que salen debajo de los ojos, por la debilitación que sufren los músculos cuando envejecemos. Este procedimiento consiste en estirar y retirar el exceso de piel, sin necesidad de dejar marcas, cicatrices o alguna evidencia notable. Asimismo, si hay exceso de piel interna en el párpados superiores, simplemente se levanta y reacomoda para eliminar esa apariencia de cansancio y ojeras.

Esta cirugía estética es poco invasiva, tiene menores riesgos y dura más que los rellenos botulímicos (los que no se pueden inyectar en los párpados). Además, se especializa en dos zonas importantes, los ojos, que son el marco del rostro.

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia inferior retira las llamadas «bolsitas y ojeras» debajo de los ojos, mejorando la apariencia de desgano y cansancio. Aunque las arrugas inferiores están relacionadas a la herencia genética y al ritmo de vida de una persona, la blefaroplastia contra los párpados caídos, es muy efectiva para corregirlas. Básicamente este procedimiento mantiene su efecto por años, pese a los dos factores mencionados ya que logra esculpir los párpados inferiores un punto difícil de tratar. También, puede hacerse con cirugía o láser.

La primera opción consiste en un abordaje transconjuvital, que es poco invasivo pues solo penetra la primera capa de la piel para extraer la grasa acumulada bajo el ojo. La blefaroplastia inferior no cambia la forma del ojo, no deja cicatrices y supone una rápida recuperación.


Igualmente, se puede hacer el tratamiento con otra metodología, para obtener el mismo resultado, con resurfacing de láser de CO2. Es para disminuir las arrugas, dilatar los poros y mejorar el aspecto del rostro, pero sin necesidad de cirugías, marcas, cortes o puntos quirúrgicos.

Blefaroplastia superior

Por su parte, la blefaroplastia superior se centra en la eliminación del tejido graso localizado en los párpados móviles. Propiamente es una intervención quirúrgica que no deja cicatriz ya que el corte se esconde en la línea inferior de las pestañas.

El procedimiento no solo tiene fines estéticos, sino que también se realiza por asuntos médicos relacionados al cuidado ocular, puesto que el exceso de piel perjudica la visión. En este caso se puede optar por dos opciones: la blefaroplastia convencional que es cirugía ambulatoria o la blefaroplastia láser, que es una pequeña intervención con rayo láser. Cabe señalar que ambos métodos son efectivos, la única diferencia radica en el tiempo de recuperación e intervención. Ambos procedimientos no superan la hora de intervención en quirófano y dejan resultados que duran unos quince años.

Tiempo de recuperación y cuidados operatorios

Las intervenciones de blefaroplastia contra párpados caídos, tienen tiempos de recuperación muy cortos porque son cirugías ambulatorias. Por tanto, el lapso de reposo es de cinco días o una semana. Ahora, la operación lleva unos 45 minutos por lo que solo se aplica anestesia local y tampoco requiere hospitalización.

La recuperación varia del procedimiento de blefaroplastia que se haya escogido, así como de las condiciones de cada paciente. Generalmente, la persona intervenida debe llevar un ritmo de vida tranquila, por lo menos los primeros días después de la intervención.

Una de los aspectos más importantes es escoger un equipo de expertos en materia ocular, así como ser constante para asistir al control médico postoperatorio.

Igualmente, no esta de más seguir los cuidados básicos:

  • Realizar el lavado ocular con suero fisiológico
  • Dormir boca arriba y mantener la cabeza erguida
  • No usar maquillaje
  • Ingerir inflamatorios para la hinchazón y hematomas
  • Tomar calmantes cada ocho horas para mitigar el dolor
  • Acudir al oftalmológico o médico tratante en caso de alguna reacción anormal.

Dudas comunes al someterse a esta intervención

¿Es doloroso? ¿Es muy riesgoso? ¿Perderé la forma natural del ojo? Muchas son las inquietudes que surgen antes de realizarse una blefaroplastia contra párpados caídos, por eso es importante conocer cuáles son los mitos y realidades sobre la intervención:

  • No es dolorosa, porque se aplica anestesia local
  • Ningún procedimiento de blefaroplastia deja cicatrices notables.
  • El riesgo por retracción (ojo caído) solo sucede por mala praxis
  • Los ojos no pierden su forma natural

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here