Idlib, la provincia siria que alberga mayor número de desplazados, está viviendo un momento dramático. Es la última zona que queda por apaciguar y se está desatando la batalla final en la que grupos armados que ya no tienen a donde retirarse. 700.000 refugiados sirios se están viendo directamente afectados.

Desde que la guerra civil siria comenzó oficialmente el 15 de marzo de 2011, los sirios han sufrido un conflicto brutal que ha matado a cientos de miles de personas, desgarrado la nación y retrasado el nivel de vida en décadas. Hoy 13.1 millones de personas en el país necesitan ayuda humanitaria.

 

¿Qué está pasando en Siria?

La tragedia en Siria continúa creciendo y afecta a millones de personas. Para muchos niños sirios, todo lo que han sabido es la guerra. Es imposible imaginar el efecto extremo que esto está teniendo en la salud mental, física y social de la generación futura de niños que necesitarán reconstruir Siria.

El conflicto y el desplazamiento se intensifican en el noroeste de Siria. Cientos de miles de personas han huido de sus hogares desde mediados de diciembre de 2017. La mayoría de los desplazados internos viven en refugios improvisados ​​con poco acceso a la ayuda. Eastern Ghouta, cerca de Damasco, es otra área de intensos combates donde apenas llega ayuda humanitaria.

Todo el país está viviendo una destrucción a gran escala. Para nuestra tres ejemplos: La ciudad de Raqqa, antiguo bastión del EIIL en Siria, se retomó en octubre de 2017. Gran parte del área todavía está contaminada con explosivos y, por lo tanto, no es segura para que las familias regresen a casa; En 2017, se detectaron 74 casos de polio en Siria, que estaba libre de polio antes de la guerra civil; Antes de la guerra civil, Alepo era un centro financiero e industrial y la ciudad más grande de Siria; también contenía una gran población de cristianos. Ahora se reduce a la segunda ciudad más grande de Siria y es reconocida como la más afectada durante la guerra civil siria.

 

¿Por qué hay una guerra civil siria?

Hay una guerra civil en Siria porque el conflicto estalló en 2011 después de una enérgica campaña contra las protestas estudiantiles pacíficas contra el gobierno de Bashar al-Assad. El conflicto ha continuado y se ha acelerado a medida que las tropas del gobierno, los rebeldes armados y las fuerzas externas chocan, toman territorio entre sí y compiten por mantenerlo. Las consecuencias son trágicas para los civiles, especialmente los niños.

 

¿Cuáles son las mayores necesidades de los sirios?

Los sirios que huyen del conflicto a menudo dejan todo atrás. Por lo tanto, necesitan todos los elementos básicos para sustentar sus vidas: alimentos, ropa, atención médica, refugio y artículos para el hogar y la higiene. Los refugiados también necesitan suministros confiables de agua limpia, así como instalaciones de saneamiento. Los niños necesitan un entorno seguro y la oportunidad de jugar e ir a la escuela. Los adultos necesitan opciones de empleo en casos de desplazamiento a largo plazo.

 

¿Por qué los sirios dejan sus hogares?

Los sirios están dejando sus hogares cuando la vida se vuelve insoportable. Algunas de las principales razones que citan incluyen:

  • Violencia: desde que comenzó la guerra civil siria, se estima que 470,000 personas han muerto, incluyendo alrededor de 55,000 niños, informa el Centro Sirio de Investigación de Políticas. La guerra se ha vuelto más mortal desde que las potencias extranjeras se unieron al conflicto.
  • Infraestructura colapsada: dentro de Siria, el 95% de las personas carecen de una atención médica adecuada y el 70% no tiene acceso regular al agua potable. La mitad de los niños están fuera de la escuela. La economía está destrozada y el 80% de la población vive en la pobreza.
  • Niños en peligro y angustia: los niños sirios, la esperanza de la nación para un futuro mejor, han perdido a seres queridos, sufrido lesiones, se han perdido años de escolaridad y experimentado una violencia y brutalidad indescriptibles.

Artículos relacionados