Hoy te vamos a contar los 5 materiales que por nada del mundo te pueden faltar en tu casa, y para que no suene aburrido te vamos a contar curiosidades y el origen de sus nombres ¡empezamos!

1.- Papel multifunción

En ninguna oficina ni ninguna casa puede faltar el papel multifunción. ¿Qué qué es papel multifunción? Pues es el famoso DIN A4 de 80 gramos (no confundir con el tamaño folio).

El tamaño DIN A4 o ISO DIN A4 es un tamaño estándar de papel que se utiliza en todo el planeta aunque en EEUU, México, Costa Rica, República Dominicana, Chile, Filipinas y Canadá todavía se resisten a aceptarlo y convive junto con otros formatos.

¿Cuánto mide un DIN A4?

Un DIN A4 mide 210 x 297 mm. El tamaño folio en cambio, al que todo el mundo en España asocia con el DIN A4, tiene unas medidas de 215 x 315 mm. Se usaba en toda Europa hasta la adopción de la norma internacional ISO_216, pero poco a poco va desapareciendo. Como mucho se usa para carpetas por aquello que es un poco más grande que un DIN A4 y lo protege en las esquinas.

2.- Una pizarra blanca con sus rotuladores

Ya hablamos de ellas hace algunas semanas así que ya no tienes excusa. Es un utensilio injustamente minusvalorado y que resiste por una sencilla razón: porque es insustituible.

Tanto si es una pizarra magnética como si es una pizarra blanca para escribir (o ambas cosas) es muy útil que la tengas en casa. Para dejar anotaciones, recodar cosas o dejar mensajes si vives en una casa de estudiantes compartida. Las pizarras con tiza son más recomendables para niños y para los colegios, porque se ven mejor a la distancia.

3.- Pósit

Lo que en España conocemos como pósit es la castellanización del nombre de una marca norteamericana que fabrica pequeñas hojas de papel autoadhesivas. Su producto se hizo tan famoso que en lugar de llamar al producto por su nombre lo terminamos llamando (a nuestra manera) con el nombre del fabricante. En 2014 la Real Academia Española no tuvo más remedio que introducir la palabreja en el diccionario. ☺


Los pósit desde que se inventaron en 1978 han revolucionado el mundo de los mensajes (de hecho antes de la llegada del Whatsapp era la manera que teníamos de dejar mensajes en la nevera).

 

4.- Bolígrafo o Roller

No confundamos una cosa y la otra por favor. Un bolígrafo es un instrumento de escritura con la tinta más espesa y más gruesa, haciendo que cueste arrastrarlo por el papel pero que permite variar el grosor del trazado ejerciendo más o menos presión.

La palabra roller se inventó por la necesidad de diferenciarlos de los famosos bolígrafos o ballpoint. Su tecnología es superior y aunque gasta más tinta consigue un color más oscuro, se desliza más suave y mantiene un grosor uniforme parecido al de una estilográfica.

Va a gustos pero dependiendo de para qué lo necesites (escribir o dibujar) tienes que escoger entre bolígrafo o roller.

5.- Celo o cinta adhesiva

Al celo le pasa lo mismo que al pósit, que se ha quedado con el nombre de la empresa que lo fabrica. La cinta adhesiva lleva desde 1930 en nuestras casas y es la típica cosa que solo te acuerdas de ella cuando la necesitas.

Un acosa sí que te vamos a decir. Compra cinta adhesiva porque antes o después, sí o sí la vas a necesitar. Pasa lo mismo como con el papel higiénico, el aceite o el gel de ducha. Lo utilizarás, no sabes cuándo pero lo utilizarás.


Curiosidad: En Galicia, Murcia y Andalucía también se le conoce como fixo, por culpa del fabricante Fixo. En Málaga y en Extremadura se le conoce también como desafil por el mimos motivo. En México se le llama diurex y en Argentina, Chile, Ecuador y Perú se dice scotch.

 

Artículos relacionados