España está cada vez más en el punto de mira de los cineastas americanos para rodar algunas escenas de sus largometrajes, y no sólo se han rodado películas aquí, sino también series (como la famosa “Juego de Tronos”). Y es que España ofrece multitud de escenarios gracias a su variedad de ecosistemas y ciudades, suculentas subvenciones, extras baratos, buenos estudios y un clima inmejorable.