Es importante hacer la distinción entre clientes; los consumidores que nos compran algún producto o servicio de vez en cuando, y los fans; aquellos embajadores de nuestra marca, que a parte de consumir nuestros productos y/o servicios, también nos hacen publicidad de los mismos, los recomiendan a sus familiares, amigos y conocidos.

De Barcelona, apasionada del marketing y las redes sociales. Viviendo la transformación digital de las empresas. Me gusta escribir sobre estrategias de marketing y compartir mi visión sobre el comportamiento del cliente a partir de mi experiencia. Aprendiendo cada día.