Actualmente el proceso de decisión de compra de los clientes se alarga cada vez más con la proliferación de las fuentes de información de que disponemos. Para informarnos sobre un producto o servicio, utilizamos todos los medios que tenemos a nuestro alcance: blogs, redes sociales, entrevistas, el boca a boca… para después evaluar nuestras alternativas y tomar la decisión de compra.

De Barcelona, apasionada del marketing y las redes sociales. Viviendo la transformación digital de las empresas. Me gusta escribir sobre estrategias de marketing y compartir mi visión sobre el comportamiento del cliente a partir de mi experiencia. Aprendiendo cada día.