A partir ahora tendremos la vista puesta en Francia. Y así estaremos hasta el próximo 10 de julio, día en el que en el mejor de los casos celebraremos la tercera Eurocopa consecutiva lograda por la Roja o bien conoceremos a su digno sucesor.