Alfonso Fernández, presidente de STAR WARS Cataluña, nos escribe hoy con motivo del estreno de Star Wars: El despertar de la Fuerza.

De alguna manera, todos somos frikis. Aunque nuestra imagen se aleje mucho de la del típico empollón de las películas americanas (gafas de pasta, camisa de cuadros, protector de bolsillos con cuatro bolis de colores, pegado a un ordenador, muy tímido con las chicas…). Todos tenemos alguna afición que nos hace… digamos peculiar. ¿Quién no tiene un amigo que lleva la camiseta de la última temporada de su equipo de fútbol, o que tiene una manta, una bandera o incluso unos cubiertos con su escudo?

Más que friki, podemos decir que soy multi-friki: me gustan muchas cosas, cosas que van más allá de tal o cual club deportivo. Le doy a muchos palos, pero sobre todo a uno en concreto: Star Wars (o La Guerra de las Galaxias, que es como lo conocía de pequeño).

Miembros de la asociación Star Wars Cataluña

Miembros de la asociación Star Wars Cataluña

Mi padre me llevó a ver La Guerra de las Galaxias con 5 años, cuando se estrenó. Recuerdo el inicio de la película, con el espacio de fondo, con una gran nave que aparecía por la parte superior de la pantalla, seguida de otra nave aún mayor (inmensa me pareció) que le disparaba. Y esos soldados blancos, y el señor grande de negro… Recuerdo también que durante la batalla final, durante el ataque a la Estrella de la Muerte, yo no hacía más que saltar en el asiento. Hasta que mi padre (con buen criterio) me llevó al servicio para orinar. Al día siguiente le pedí que me llevara de nuevo a verla, porque me había perdido un trozo. Y ahí comenzó todo.

Después de esa, vinieron dos películas más; después de unos años, otras tres. Mientras tanto un montón de cómics, libros, etc. que explicaban historias que sucedían entre unas y otras películas, juguetes, videojuegos, series de dibujos… Y la afición no decaía. De ahí a conseguir una armadura de soldado de asalto imperial (stromtrooper) sólo fue un paso. Y de ahí a conocer gente que tenía armaduras como la mía, otro. Y, sorprendentemente, eran gente normal, como yo, o como tú que estás leyendo esto. Conocí a médicos, artistas, abogados, obreros de la construcción, informáticos, ingenieros,… que tenían la misma afición que yo.

Un miembro de la asociación Star Wars Cataluña

Un miembro de la asociación Star Wars Cataluña

Ése fue el germen de la asociación que hoy presido: Star Wars Catalunya. Un grupo de amigos, con uniformes o armaduras de personajes de Star Wars (tanto del bando imperial, como del bando rebelde, cazarrecompensas, etc.) dispuestos a llevar la magia que vivieron en el cine de pequeños allí donde se les llame. Somos una asociación sin ánimo de lucro, y participamos en eventos de carácter cultural, solidario y/o benéfico: visitamos a niños enfermos en hospitales para llevarles regalos y un rato de distracción, participamos en salones de cómic, festivales de cine,… Siempre intentamos que nuestros eventos sean para toda la familia.




De hecho, en muchos de ellos participan nuestros hijos, o el público está formado por familias al completo; no hay más que ver las fotografías del último desfile que organizamos en Barcelona. Parafraseando a
Obi Wan Kenobi: “¿quién es más friki, el friki o el friki que sigue al friki?”. Actualmente Star Wars Catalunya tiene 41 socios, pero son miles los que nos siguen en las redes sociales: cerca de 1500 seguidores en Twitter, y casi 3500 en Facebook. Me consta que no somos la única asociación de Star Wars: en España hay al menos otras diez, y en el resto del mundo también hay. No somos los únicos frikis del planeta.

Visita de la asociación Star Wars Cataluña al hospital Sant Joan de Deu

Visita de la asociación Star Wars Cataluña al hospital Sant Joan de Deu

Y con lo que se nos viene encima ahora, aún creceremos más.

Y es que se estrena el (¿esperado, ansiado, temido?) episodio VII de la saga galáctica. Un episodio que continúa la historia treinta años después de El Retorno del Jedi. Con los protagonistas de la trilogía original, pero también con nuevos personajes, pero sobre todo con muchas dudas (al menos por mi parte):
¿se dirigirá esta vez la acción hacia un público más adulto? Hace poco he visto de nuevo el episodio I con mi hija de 8 años, y ella se reía a carcajadas con Jar Jar Binks, aunque son muchos los seguidores de Star Wars que odian a este personaje.
¿De dónde salen Rey, Finn, Capitán Phasma…? ¿Será cierto que Luke Skywalker se ha pasado al lado oscuro y se hace llamar Kylo Ren? Porque todos los fans de Star Wars conocemos lo que sucede en los libros y cómics (lo que se denomina Universo Expandido), pero llegaron Disney y J.J. Abrams y nos dijeron que nos olvidásemos de todo eso, que ya no existía, que comenzaríamos de cero, así que…




Por todas estas cosas es esperado: son muchas dudas a resolver, hace años de la última película,… Ansiado, porque hace un año largo que anunciaron la fecha de estreno. Y también temido: espero que no sea una decepción como lo fue para mí el Episodio uno. Aunque viendo que han dejado bastante de lado las animaciones por ordenador (hay escenas de los episodios I, II y III que parecen de dibujos animados), y han vuelto a lo clásico, al trabajo con decorados y maquetas, y viendo también el trabajo que realizó
J.J. Abrams con las nuevas entregas de Star Trek, tengo esperanzas.

Pero no acaba aquí la cosa: Disney ya nos tiene programados los siguientes estrenos, un nuevo episodio cada dos años. Y por en medio, varios “spin-off”: en 2016 se estrenará The Rogue One, en el que se rumorea que volverá a salir Darth Vader, y en 2018 otra historia, no sabemos si sobre Han Solo o sobre Boba Fett. Y nos volverán a tener a todos los fans sacando de nuevo la billetera para pagar entradas de cine, después películas en blu-ray, muñecos, videojuegos, otra vez libros, otra vez cómics,… Desde luego, no se puede negar que George Lucas tuvo vista al rebajarse el sueldo tras rodar la primera película a cambio de quedarse con un importante porcentaje del merchandising.

Fans de la asociación Star Wars Cataluña

Fans de la asociación Star Wars Cataluña

Y es que, como dice un amigo mío: poderoso el lado verde es.

¿Te gustaría publicar un artículo en El Magacín? Escríbenos a cartasaldirector@elmagacin.com

Artículos relacionados