Se ha rodado un cortometraje en el Parador Nacional de Carmona (Sevilla) que cuenta la historia de un joven que al adentrarse en la lectura de un libro experimenta un salto temporal a la Francia del siglo XVII. Allí llega a la conclusión de que el ser humano está destinado a autodestruirse una y otra vez, y que el avance tecnológico no va acompañado de un avance en su humanidad.

El corto lleva por título –La memoria de los tiempos– y se ha hecho realidad gracias al empeño del jovencísimo cineasta Jesús Prieto (1994), que ha dirigido, interpretado y narrado la obra. Es además modelo y actor, de hecho el pasado mes de agosto acaba de rodar “El mate de Morphy” película dirigida por Joaquín Ortega y que hasta verano de 2017 no podremos ver en cines.


El corto “La memoria de los tiempos” se basa en la novela homónima de José Vicente Vaquero, que se ha encargado del guión para el proyecto cinematográfico aunque para ello ha decidido seguir una línea muy distinta a la que marca la propia obra literaria.

Anabel Miras en La memoria de los tiempos. El Magacín.

Anabel Miras en La memoria de los tiempos.

El resto del reparto ha sido compuesto por Estefanía Prieto (hermana del anterior y con una caracterización muy lograda), Julio Pastor, Andrés Gallardo, Rosi Rodríguez y la bellísima Anabel Mirasdebutante en un cortometraje aunque con una larga experiencia en teatro.

La música que acompaña la narración se titula “El hombre de ayer“. Fue expresamente realizada para el corto y es obra del también sevillano Jorge L. Arreguipara, toda una obra maestra (no tiene desperdicio).


El corto, todo hay que decirlo, se ha hecho sin ningún presupuesto. Jesús Prieto ha multiplicado sus labores con tan solo 21 años; los trajes (de muy buena calidad) se han aprovechado de unos que se realizaron para un concurso, y el resto los ha cosido la propia madre de Jesús y Estefanía Prieto.  15 personas, incluido el ayuntamiento de Carmona y el propio parador de la ciudad, han participado en el proyecto. El dron también fue una cesión gratuita, que ha conseguido unos planos nunca antes vistos del parador, y el caballo (que durante el rodaje tenía miedo del dron) lo prestó una hípica local.

El corto se ha rodado para presentarse a festivales de cine y para darse a conocer, y ahora que han pasado algunos meses ya lo podemos ver gratis en internet ¡que lo disfrutéis!

 

Artículos relacionados