Estar bien vestida es un concepto global, es la suma de una serie de decisiones apropiadas. Siempre es bueno escoger las prendas basándonos en nuestra silueta, colores y la circunstancia en que usarás el atuendo. Seguramente te verás genial si tomas todos estos puntos en cuenta.

Existe una prenda que nunca debe pasar desapercibida en tu armario ropero: un hermoso abrigo. Los hay cortos, tres cuartos y largos, con colores y motivos diferentes, lo cual siempre te sentirás enamorada y hará de tus outfits totalmente sofisticados y con un toque de originalidad.

“La clave de los abrigos es tomarlos como prenda principal de tu outfit”

Actualmente hay abrigos sin mangas (“sleeveless” en inglés) ¡que me parecen super chic! ya que los podemos usar en una temporada calurosa, y verdaderamente nos sacará de apuros si necesitamos asistir a un evento o cita en la cual debemos vernos casuales y algo formales.

Normalmente estos abrigos sin mangas son llevados con camisetas cortas y jeans boyfriend, pero considerando todas las tendencias puede ser llevado hasta con pantalones de vestir y camisa, lo cual me encanta.


Vamos con unos consejos para aquellas personas que estamos deseando estrenar este tipo de prenda aunque el frío se haya marchado:

1. LA ALTURA

Al elegir un abrigo sin mangas debes tomar en cuenta tu altura. Para las bajitas, evita los cortes largos, ya que recortarían tu figura. Puedes optar por un tres cuartos.

Para las altas, no dudes en llevar uno que de esa impresión de anchura, evita los cortes demasiado largos y apretados, al igual que los cierres de cremallera, ya que te ensancharán.

2. LA SILUETA

Otro punto importante es tu silueta. Si eres chica de hombros anchos, opta por los que caen sobre los hombros. Evita y olvida las hombreras, ya que acentúan la cintura pero al mismo tiempo marcará tus hombros.

Si eres de silueta cuadrada,  puedes optar por abrigos tipo princesa, algunos traen cinturones, así afeminan la silueta y marcarán la cintura.

Si eres de silueta redondita, toma en cuenta que los estampados horizontales no te favorecen, pienso que para ti un corte imperio o una gabardina esconderá todas las formas no deseadas.

Si eres delgada,  puedes ponerte de todo, y un color que te favorezca.

3. CÓMO COMBINARLOS

Cortos: Botas, zapatillas deportivas… todo es posible.

Tres cuartos: Evita usar vestidos o faldas que sean más larga que el abrigo ya que hacen más pesada la silueta. Mejor opta por un pantalón o un jeans boyfriend.

Largos: Bailarinas… son ideales para las más altas, darán un toque de ligereza.



El outfit que se encuentra ahora en mi cabeza.

  1. Una camiseta de algodón súper básica.
  2. Vaqueros, si están rasgados, rotos o desgastados se verá mejor. Recuerda siempre dejando ver tus tobillos.
  3. El calzado, para un outfit informal podemos usar unas sneakers, si deseas algo más casual pero que tenga esa mezcla de informalidad tenemos la opción del par de bailarinas, siempre luciendo con comodidad.

La clave de los abrigos es tomarlos como prenda principal de tu outfit, crea una look de textura con varias prendas, puedes combinar diferentes colores neutros con algún estampado divertido, pero que el enfoque de tu vestimenta sea el abrigo, todo lo demás seria el complemento.

Cristina Villalobos

Cuando realicé estas fotografías ya había un poco de calor, asi que lo he usado con un vestido de encajes y un par de zapatillas deportivas, he jugado un poco aquí con las texturas.

Cristina Villalobos Canadá. El Magacín.

Como último consejo, debes tomar en cuenta que las tonalidades neutras disimulan las formas y el volumen, trata de combinarlos con matices oscuros y parecerás más delgada.

Con amor… Cristina Villalobos

Artículos relacionados