La pregunta que hoy tratamos de responder es difícil de contestar ya que es un poco ambigua. ¿A qué nos referimos exactamente al hablar de la riqueza de un país? A través de un proceso de reflexiones en cadena vamos a intentar llegar a la respuesta que estamos buscando.

Antes de empezar es preciso apuntar que debemos descartar de nuestro estudio a aquellos países con muy poca población ya que podrían distorsionar las conclusiones, de hecho muchos de los países más ricos son paraísos fiscales donde la población no reside realmente en el país.


Lo primero en que pensamos es en la riqueza que un país es capaz de atesorar, o mejor dicho, la cantidad de riqueza que un país es capaz de producir en un año. De esta manera lo lógico es pensar que la variable económica que debemos utilizar es el PIB (Producto Interior Bruto). Como muchos de vosotros sabréis, esta variable mide el valor de todo lo producido (bienes y servicios) por un país en un año, y cuando hablo de un país me refiero a dentro de sus fronteras.

Si atendemos a este criterio la clasificación que obtenemos es la siguiente:

Países con mayor PIB del mundo

Países con mayor PIB del mundo

Aparentemente puede tener sentido que Estados Unidos aparezca en primer lugar.  Todos decimos aquello de que los yanquis son “los amos del mundo” y de hecho son la economía más potente. Lo que ya nos choca un poco más es que en esta lista nos aparezcan países como China, Brasil o India. Por lo tanto aquí viene el primer filtro que debemos hacer, la primera trampa que debemos evitar. Cuando hablamos de riqueza de un país no nos estamos refiriendo a la riqueza de unos pocos sino a la riqueza de su población en general. Lo normal es que los países donde más gente viva sean los más ricos según su PIB, pero no es eso lo que queremos saber sino cuánto dinero gana el ciudadano medio de ese país.

Vamos a fijarnos pues en otra variable, en el PIB per cápita, aunque esto no es del todo exacto, la variable comúnmente utilizada en este caso es el PNB (Producto Nacional Bruto) per cápita. La diferencia radica en que el PIB se fija en lo producido dentro de las fronteras, independientemente de su nacionalidad, mientras que el PNB mide lo producido por las empresas nacionales aunque operen fuera y no se cuenta lo producido por empresas extranjeras que operan en el país.

Lo dicho, si ordenados según el PNB per cápita, nuestra clasificación no se va a ver afectada por la magnitud de la población de los distintos países.

Países según el PNB per cápita.

Países según el PNB per cápita.

Con la nueva clasificación observamos que aparecen en los primeros puestos todos los países del norte de Europa, esos que tienen fama de ser muy ricos y que la gente vive muy bien, aunque creo que se aburren más. También observamos que EEUU pasa del primer al sexto puesto algo que, a pesar de todo, tiene mucho mérito ya que EEUU tiene una población muy numerosa y conseguir que también aparezca en la lista en una clasificación per cápita es digno de admirar. Por supuesto desaparecen de la lista todos esos países donde la “riqueza” se debía principalmente a tener una población muy grande (China, Brasil, India, Rusia). España pasa del puesto 14 al 20.

Para homogeneizar la riqueza de los países hemos tenido en cuenta, en las dos clasificaciones anteriores, los tipos de cambios existentes entre las distintas monedas. Este tipo de cambio no es la manera más eficiente de homogeneizar los datos, ya que esta variable depende mucho de las grandes transferencias de capitales que se producen debido al comercio internacional o a los tipos de interés que rigen en cada zona, algo que no está directamente relacionado con la capacidad adquisitiva de los habitantes de cada país que es realmente lo que nos interesa.

Para solventar esta situación que se nos presenta ahora, lo que se hace en el terreno estadístico es comparar los precios de una cesta de bienes y servicios tipo (conscientes de la subjetividad que empezamos a introducir en el análisis, ya que dependiendo de los bienes y servicios que incluyamos las conclusiones variarán). De esta manera observaremos la capacidad de compra que tiene en cada país el PNB per cápita que habíamos hallado antes. De nada nos sirve ganar 3.000 euros/mes si el alquiler nos cuesta 2.300 euros; es preferible ganar 1.500 euros/mes y que paguemos de alquiler 700 euros. La variable que estamos buscando pues es el PNB per cápita PPA (Paridad de Poder Adquisitivo) y la clasificación que obtenemos  es la siguiente:

Países según Paridad de Poder Adquisitivo.

Países según PPA.

Ahora sí, ya sabemos cuál es el país más rico del mundo cuando hablamos del país más rico en 2017o: no es otra cosa que cuánto dinero gana el habitante medio al año y qué puede comprar con ese dinero. Qatar aparece en primer lugar, y es que si tantos futbolistas se van allí a dar sus últimas patadas y tantas empresas se trasladan allí a realizar proyectos de grandes infraestructuras es porque se paga muy bien. El petróleo es lo que tiene, oiga.

Aun si, las objeciones pueden seguir, ya que podemos caer en la cuenta que el hecho de que el qatarí medio gane 140.000 $/año puede deberse a que haya gente inmensamente rica que haga subir mucho la media y la mayoría de la población tenga un nivel de vida sensiblemente más bajo. Estamos hablando de la desigualdad. Además, como podemos comprobar si somos un poco curiosos, el hecho de que en primera y tercera posición se encuentren Qatar y Emiratos Árabes Unidos no dice mucho a favor de esta clasificación ya que, aunque estemos buscando el país más rico del mundo, implícitamente estamos exigiendo que en los países haya una serie de derechos y libertades fundamentales, previos al dinero, algo que no sucede en estos dos países. Así que si quieres los quitas de la lista y ahora te gustará más.


Por último acabo haciendo una reflexión: el dinero, si de algo sirve, si para algo lo deseamos es para permitirnos disfrutar de bienes y servicios, reportarnos tranquilidad, poder viajar, disfrutar de una vida agradable, etc. En definitiva, lo que nos gustaría poder medir en realidad no es cuál es el país más rico del mundo en 2017 sino en cuál es más feliz la gente. Multitud de estudios tratan de analizar el tema de la felicidad mediante el análisis de múltiples indicadores y encuestas a la población, pero los resultados que se obtienen evidencian la enorme subjetividad que contiene este estudio. De hecho ya podríamos entrar en aspectos filosóficos, ¿es preferible una persona que es infeliz pero su expectativa era ser muy infeliz a una persona que es feliz pero esperaba ser muy feliz? Como puedes observar ya nos estaríamos yendo por terrenos muy resbaladizos. Prefiero calcular cuál es el PNB per cápita PPA y poner un asterisco al lado para incluir todos los matices que queramos. Total, ¿qué se me ha perdido a mí en Qatar si allí no hay cervecita con patatas bravas?.

Economista (CEU) y Máster en Mercados Financieros (IES). European Financial Advisor (€FA) nº 14534. Mi vida la dedico a mi mujer y mis tres hijos, en el tiempo que me sobra trabajo como asesor financiero para particulares y familias, eso sí, todo lo hago escuchándo música.

Artículos relacionados